Gastos de fallecimiento: cuánto cuesta enterrar o incinerar

El capitalismo es un invento que te obliga a estar pagando incluso después de muerto…las cosas son así y, además, no es algo barato, aunque depende del lugar donde te entierren.

Tras dos días hablando de bodas y sus costes, hoy voy a ir un tema menos alegre: un fallecimiento es algo triste para todo el mundo y encima de que no te gusta, tienes que pagar por ello: los costes de un entierro en España incluyen el tanatorio (unos 300 euros el servicio más básico), el féretro (de 600 no baja), el coche fúnebre suelen ser unos 150 euros, arreglar al difunto pueden ser unos 100 euros, las flores están por los 150 euros, la esquela en el periódico ronda los 300 euros y la misa con casi 100 euros. A grandes rasgos, es difícil que un fallecimiento en España baje de los 2000 euros, ya que todos estos gastos son mínimos y pueden variar mucho dependiendo del tipo de féretro, de las flores, del periódico, del tipo y del día que quiera ponerse la esquela, etc…Además hay unos gastos administrativos (tasas, certificados de defunción, etc) que pueden ser unos 200 euros.

Estos costes son comunes a los dos tipos descanso, entierro o incineración: en el caso del entierro, el nicho es más económico que la sepultura (aproximadamente la mitad) y el precio medio de ésta última son unos 150 euros; la incineración suele resultar más económica ya que el féretro suele ser de un material diferente y no se requiere sepultura ni lápida (aunque la incineración tiene un gasto, claro). En este artículo puedes ver un listado de gastos y una horquilla de precios de cada concepto. En el mismo te describen los seguros de fallecimiento que cubren este tipo de gastos en los entierros.

Es curiosa la gráfica que os adjunto en este artículo (y que aquí puedes ver en detalle), sobre los costes de un entierro en EE.UU comparando los existentes en el año 1967 y los existentes en el año 2006: en el primero los costes medios eran aproximadamente 780 $ y representaba el 2% de los ingresos medios de una familia; en el año 2006 los costes han subido hasta 6.615 $ y un fallecimiento representa casi el 15% de los ingresos de una familia.