Primera cuenta corriente, mis primeros ahorros Naranja Mini ING

El banco naranja también piensa en tus hijos/nietos/sobrinos, y les propone que saquen su dinero de la hucha y lo metan en una cuenta remunerada. Como los mayores.

El banco naranja también piensa en tus hijos/nietos/sobrinos, y les propone que saquen su dinero de la hucha y lo metan en una cuenta remunerada. Como los mayores.

Ver a su bebé como una pequeña hucha es uno de los mejores (y primeros) favores que pueden hacerle unos padres a un hijo recién nacido. Cuanto antes se empiece a ahorrar, más se ahorrará, eso es innegable. Quizá por eso, cada vez es más habitual ver padres abriendo cuentas de ahorro a sus hijos con los primeros regalitos de la abuela: “Esto para cuando vaya a la universidad, esto para cuando cumpla 18…” Frases por el estilo pueden parecer pedantes, pero hacen mucho bien. Primero porque ayudan a ahorrar, y segundo porque enseñan que el ahorro es importante.

Como suele pasar,también este producto financiero tan específico ha evolucionado, y ya hay bancos que llegan a ofrecer incluso rentabilidad por esos primerísimos ahorros. Como ING y su Cuanta Naranja Mini:

  • Disponibilidad total de sus ahorros.
  • Rentabilidad 1,50 TAE anual.
  • Ingreso mensual de intereses.
  • No admite domiciliaciones.
  • SIn gastos de ningún tipo.
  • Regalo de un peluche en forma de león naranja, la mascota del banco.

Más como herramienta didáctica que como verdadera forma de ‘hacerse rico’, esta cuenta viene muy bien, pues el niño podrá ir siendo consciente de que su dinero, por poco que sea, da más dinero cuanto más ahorra. Y así, poco a poco, tendremos un ahorrador en potencia. Además, no menosprecia a los ‘peques’ por ser también pequeños en el ahorro, sino que da exactamente la misma rentabilidad que su ‘hermana mayor’, la Cuenta Naranja. Eso sí, como es lógico, deberá haber un adulto asociado a la cuenta, no vaya a ser que el adolescente se fugue con todo el dinero…