Subida de la factura de la luz y del butano, baja el gas natural

Malas y buenas noticias para nuestros próximos recibos domiciliados. Sube lo más importante, la luz, y sube y baja el gas, dependiendo del tipo de energía que usemos.

Malas y buenas noticias para nuestros próximos recibos domiciliados. Sube lo más importante, la luz, y sube y baja el gas, dependiendo del tipo de energía que usemos.

Lo avisamos para que no os pille por sorpresa. Aunque el Ministro Sebastián (el de Industria y esas cosas) ya lo dijo hace unos días, ya se ha consumado la catástrofe: suben los recibos de la luz y del gas butano para usuarios particulares y pymes. Eso sí, también se ha confirmado ya la buena nueva: baja el recibo del gas natural.

Por partes, la factura de la luz es la que más preocupa. Y no sólo porque sea la que más sube, sino porque es la que paga todo el mundo. Por un lado, se aplica desde el 1 de octubre una subida del 3% a la Tarifa de Último Recurso (TUR), mientras que la tarifa convencional se ha visto aumentada un 5%. Esto supone un aumento de 1,7 euros para un recibo medio y mes. En total, la subida media nos dicen que se queda en un 4,8%, lo que hace que en el último año la subida supere el 10%, entre la subida del IVA, la de principios de año y esta última. En cuanto al gas butano (la bombona de toda la vida), se ha encarecido a partir del primero de este mes en un 2,8%, hasta alcanzar los 12,80 euros para la bombona de 12 kilos y medio, la más común. Esto supone más de un 16% de subida en lo que va de año. Más de 8 millones de personas siguen usando butano en sus cocinas en España.

La sonrisa se la llevan los usuarios de gas natural, sea cual sea su empresa, pues los recibos bajan a partir de este mes de octubre un 1,2%. No es mucho, pero menos da una piedra… Unos 3 millones y medio de personas se beneficiarán de esta medida. En todo caso, parece que poco a poco las empresas energéticas se van cobrando aquello que llevaban años diciéndonos de que era más caro producir energía que lo que recaudaban.