Tienda outlet de coches: compra tu coche por internet más barato

Las marcas de coche llevan ya un tiempo pensando formas de vender coches como en los buenos tiempos pre-crisis. Y ya llevan unos meses probando la venta de coches por internet.

Las marcas de coche llevan ya un tiempo pensando formas de vender coches como en los buenos tiempos pre-crisis. Y ya llevan unos meses probando la venta de coches por internet.

Recientemente Renault ha empezado una campaña publicitaria para dar a conocer su tienda online RenaultShop, que ya lleva tiempo entre nosotros (aunque ahora están lanzándola al gran público. Además, otras grandes marcas como Fiat, Mazda, Lancia, Kia

Las características de estas webs es que están vendiendo outlet, es decir, coches que no les han dado salida anteriormente y que, al sacar nuevos modelos, ya no se venden; de esta manera, los juntan y los venden a un coste mucho menor (ya que, en otro caso, no los venderían y perderían dinero).

De todas maneras, es una muy buena opción para adquirir un coche nuevo, mucho más barato y que, en muchos casos, tiene sólo unos meses de antigüedad. Y, además, al comprar un coche ya fabricado, la disponibilidad es inmediata, sin tener que esperar meses a recibir el modelo ‘específico’ que hemos pedido a fábrica. El lado negativo es similar: nos ajustaremos a lo que nos ofrezca el coche en cuanto a equipamiento, color, accesorios… Un caso particular: yo me compré un coche en un concesionario que era kilómetro cero y poco antes de sacar el nuevo modelo del vehículo y la diferencia entre el mío (nuevo y equipamiento completo) y el modelo nuevo llegaba a los 7.000 euros. Y el color era el que quería.

El funcionamiento es sencillo: seleccionas el modelo y características del coche que quieres, buscas un concesionario dónde esté disponible (o te lo puedan llevar) y allí lo recoges.

De todas maneras, no creo que las propias empresas de coches tarden en aprovechar esta herramienta (sobretodo si les va bien) y vendan coches totalmente nuevos (no sólo outlet) a través de Internet: menos intermediarios, más público objetivo, mejores precios para el público y más margen para ellos.