BBVA mejor banco privado de España, premio The Banker

No todo son malos augurios y falta de confianza cuando se habla de la economía española en el exterior. El sector bancario se muestra firme, y los grandes bancos en particular.

No todo son malos augurios y falta de confianza cuando se habla de la economía española en el exterior. El sector bancario se muestra firme, y los grandes bancos en particular.

Corren tiempos en los que la gente mira de reojo a los bancos: primero se supone que fueron los que nos metieron en la crisis con sus hipotecas basura y sus derivados tóxicos, luego fueron los que rescataron los gobiernos mientras el paro subía y la gente lo pasaba (pasa) mal, y ahora nos niegan los créditos para que la gente respire en sus negocios. En este clima de animadversión contra los guardianes de las finanzas, premios como el de The Banker intentan levantar la moral.

Pues bien, The Global Private Banking Awards acaba de fallar en su primera edición dos premios que nos tocan muy de cerca: por un lado, ha dado a Suiza (raro suena…), España y Reino Unido (que decían que estaban contagiados por Irlanda…) los premios a la mejor adaptación de su banca privada a la coyuntura económica, y por otro lado han concedido al BBVA el premio como el mejor banco privado de España.

Estos premios, otorgados por la prestigiosa revista-think tank sobre finanzas The Banker, una de las biblias de los que saben de esto desde nada menos que los años 20, se ha fijado en nuestro país primero y en el BBVA después por su rápida adaptación a las nuevas normativas en materia bancaria, su rápido acople al panorama de las finanzas port-crisis financiera, confianza de los clientes, perspectivas de beneficios en el largo plazo y contribución al desarrollo sostenible. Ya sabíamos que nuestro sistema bancario es, paradójicamente viendo como marcha el país, de los más sólidos de entre los países del primer mundo, pero siempre viene bien que nos lo reconozcan fuera.