¿Cuánto se ahorra con la Tarifa de Discriminación Horaria (TDH)?

Todos sabéis que existe una tarifa de luz distinta según a la hora en la que consumas; parece ser que la mejor hora para hacer el consumo eléctrico es por la noche.

Todos sabéis que existe una tarifa de luz distinta según a la hora en la que consumas; parece ser que la mejor hora para hacer el consumo eléctrico es por la noche.

En estas horas, en tarifa valle que se llama, el consumo eléctrico es menor (no hay empresas, negocios abiertos, la gente duerme…) entonces las compañías eléctricas ‘premian’ a quien utilice la energía en esas horas (y no en el resto), ya que así tienen más energía para las empresas y negocios y dejan el consumo para del hogar para la noche. Por ejemplo, se dice que el coche eléctrico se recargará preferentemente por la noche, en una tarifa ‘supervalle’.

Para ahorrar en el consumo eléctrico durante el día, lo mejor es poner bombillas de bajo consumo, no tener equipos en stand-by, programar los electrodomésticos por la noche (lavadora, lavavajillas, etc). Esta Tarifa de Discriminación Horaria se sitúa entre las 22 horas y las 12 horas (en verano es entre las 23 y las 13 horas) y permite un ahorro mayor que si se consumiera luz en el resto de horas.

Hay gente que sigue llamando a esta tarifa la ‘Tarifa Nocturna’, aunque este era el nombre anterior y que tenía más sentido con el uso de acumuladores eléctricos (que permitían contratar una potencia muy baja y, aún así, por la noche, utilizar el máximo de potencia): esta Tarifa de Discriminación Horaria (TDH), obliga a contratar una tarifa fija todo el día y penaliza bastante el uso fuera de esas horas.

El ahorro en la tarifa es cercano al 50% (es decir, el precio kw/h por la noche a quien tenga esa tarifa es la mitad de caro que el que no la tenga) y el recargo de un 30% (es decir, el precio kw/h por el día a quien tenga esa tarifa es un 30% más caro que el que no la tenga).