Fin al IPC a la baja, sube el Índice de Precios al Consumo

Por tercer mes consecutivo, los precios en general subieron, y en particular los de la vivienda, que ya no van a bajar más. Eso significa menor poder adquisitivo.

Por tercer mes consecutivo, los precios en general subieron, y en particular los de la vivienda, que ya no van a bajar más. Eso significa menor poder adquisitivo.

Parece paradójico, pues dicen que la deflación es el principal riesgo de cualquier país en crisis, y es evidente que España sigue más en crisis que el estretega de Ferrari, pero el IPC ha dejado de bajar un mes tras otro, como nos decían que era normal en tiempos de apretarse el cinturón, para pasar a tasas positivas cada vez más marcadas.

Acabamos de saber las cifras de octubre, y el IPC interanual, el que vale para saber si nos suben el alquiler, etc, ha subido nada menos que un 2,4% desde octubre de 2009, lo cual ronda lo que se considera positivo (los que saben de esto hablan de una inflación del 2% como la deseable para que la economía vaya bien sin desbocarse) pero no deja de llamar la atención por lo poco recomendable del resto de cifras que arroja aún nuestra economía. Además, e incluso más llamativo quizá, es el IPC intermensual, la subida de un mes a otro, que se sitúa en un 1,1% para el conjunto del territorio nacional, lo que quiere decir que nuestro dinero vale más de un 1% menos este mes que el anterior (pues en un mes a casi nadie le suben el sueldo ni las rentas).

Esto es debido a causas lógicas, es cierto, como la subida nuestra de cada mes en los carburantes, el fin de la bajada masiva en el precio del ladrillo o las subidas en la luz y demás facturas que hemos tenido que soportar últimamente, pero no deja de ser curioso, lamentable incluso, que cuando aún nuestro bolsillo no se recupera y del paro aún mejor ni hablamos, estemos volviendo (muy poco a poco, cierto, y sin atisbo de alarma, también cierto) a ver cómo nuestro dinero pierde valor. No quiero que me suban el alquiler…