¿Interesa hacer la compra en Makro? ¿Qué ventajas tiene?

He ido a Makro una vez en mi vida, pero la gente siempre me ha dicho que era mucho más barato, que valía la pena…y ahora he descubierto por qué y si es verdad.

He ido a Makro una vez en mi vida, pero la gente siempre me ha dicho que era mucho más barato, que valía la pena…y ahora he descubierto por qué y si es verdad.

Para el que no lo conozca, Makro es un supermercado que seguramente esté por tu ciudad y en el que puedes hacer la compra (si tienes carnet); eso si, la compra allí se hace a lo grande de verdad: imagina todo lo que compras alguna vez en un supermercado normal, pero multiplicado por cinco en tamaño (sin exagerar).

A mi me decían que salía mucho mejor de precio porque, al ser todo a lo grande (compra al por mayor), salen precios mejores que en el resto; eso si, el truco está en que te piden ser autónomo o empresa, ya que este supermercado está pensando para restaurantes y sitios de alimentación y por eso es todo a lo grande y tan barato; si eres autónomo o empresa, puedes sacarte el carnet y comprar cuando quieras.

¿Pero cuál es el truco?
Hace poco lo descubrí: si tu compras (si eres autónomo, por ejemplo) aquí o en otro supermercado y comparas precios, pues, a grandes rasgos, te puede salir un poco más barato o un poco más caro, pero en general es muy similar. El truco, realmente, está en que cuando compras, te indican dos precios: con IVA y sin IVA, y ello se debe a que las empresas de alimentación que compren allí sí que pueden desgravarse el IVA (como ya vimos) y por eso les sale más barato.

‘¿Sólo pueden desgravarse el IVA si compran en Makro?’ No, claro que no; pueden desgravárselo compren donde compren, pero Makro está pensado especialmente para ellos: les indica el precio sin IVA, venden productos a lo grande (para gran consumo, como en restaurantes), venden productos especializados (servilletas, palillos, vasos…), etc.

‘Entonces, ¿me interesa comprar en Makro?’ Si eres restaurador, seguro que sí, y puedes hacer tu compra allí y desgravártela como gasto de empresa; si no puedes desgravarte la comida, a menos que tengas que hacer alguna compra grande por algún evento importante, es raro que te salga rentable comprar en Makro. Tú eliges.