Profesiones del futuro: medicina y tecnología

Repasemos ahora las profesiones del futuro en terrenos tan necesarios como el cuidado del cuerpo humano y las nuevas tecnologías aplicadas a casi todo.

Repasemos ahora las profesiones del futuro en terrenos tan necesarios como el cuidado del cuerpo humano y las nuevas tecnologías aplicadas a casi todo.

Cada vez vivimos más años y nace menos gente, por lo que cada vez la población mundial (y en especial la europea y más en especial aún la española) es más vieja, y por lo tanto cada vez requiere más cuidados médicos. La Seguridad Social no da para todo, y ello provoca que se necesite investigación privada y de gente cualificada para dar respuesta a los nuevos retos que nos plantea el cuerpo humano. Para ello, las personas nos valemos sobre todo de la tecnología, ese gigante que no para de crecer y que cada día descubre algo nuevo. Dos conceptos pues, medicina y tecnología, tan dinámicos y llenos de futuro que no podían faltar en nuestro repaso a las profesiones que serán más demandadas en un futuro mucho más cercano del que nos parece.

Para ellos nos fijamos hoy en un excelente artículo de reclutando.net que nos presenta varios empleos para los que conviene preparase a fondo:

  • Bioinformáticos: el profesional que unirá medicina y tecnología por excelencia. Programas de computador específicos para hospitales con necesidad de alta capacitación.
  • Nanomédicos: no sólo se ha reducido el tamaño de los ordenadores y de los teléfonos móviles, también la cirujía y diagnóstico se han sofisticado y reducido su tamaño hasta casi lo invisible.
  • Diseñador de videojuegos: es un secreto a voces que los videojuegos han ganado la partida a la música, el teatro y el cine como entretenimientos para todos, y detrás de cada título hay una mente capaz de programarlo y pensarlo.
  • Conectador de fibras ópticas, hoy en día imprescindibles en nuestra vida cotidiana.
  • Telecomunicólogo: dícese del capacitado para conectar de forma masiva ordenadores y otros sistemas electrónicos cada vez más cercanos en la era de la interconexión global.

El futuro está en las manos de cada cual.