¿Qué diferencia hay entre una caja de ahorros y un banco?

Aunque es un tema que siempre se ha comentado mucho, queremos recordarte qué diferencia hay entre uno y otro para que lo tengas en cuenta de cara a contratar algún préstamo, ingresar dinero…

Aunque es un tema que siempre se ha comentado mucho, queremos recordarte qué diferencia hay entre uno y otro para que lo tengas en cuenta de cara a contratar algún préstamo, ingresar dinero…

A modo de resumen (pongo las conclusiones al principio…por variar), comentarte que las diferencias son mínimas y de cara al cliente (que te afecten a tus cuentas, préstamos, inversiones…) son menos aún.

Si ya entramos en detalle, la diferencia entre unos y otras es el destino de los beneficios que tienen: mientras los bancos son entidades con ánimo de lucro (por ejemplo, el BBVA debe repartir dividendos todos los años entre sus accionistas), las cajas de ahorro nacieron por iniciativa pública con el propósito de fomentar el ahorro y tienen la obligación (por ley) de, en caso de tener beneficios, destinarlos o bien a reservas propias (como mínimo un 50% de sus beneficios) y el resto deben destinarlo a obras sociales. Otras diferencias es que las cajas de ahorro no cotizan en bolsa (los bancos, evidentemente, si que pueden y lo hacen).

Otra diferencia (importante, al menos para mi) es que los organos de gestión de las cajas de ahorro suelen tener administradores elegidos por políticos de la comunidad autónoma donde residen (ya que muchas están asociadas a una Comunidad Autónoma, de partida), debiendo destinar parte de los beneficios que obtengan a dicha Comunidad.

¿Pero esto es de verdad o es un cuento chino? Pues es de verdad, porque la ley lo dice; aunque últimamente las cajas de ahorro tienen menos beneficio de lo que les gustaría, en el año 2007 (por ejemplo), destinaron un 82% de sus beneficios a reservas y un 18% a compromisos sociales.

¿Qué tipo de compromisos sociales? Pues exposiciones, rehabilitaciones, conservación del patrimonio, reinserción social, medioambiente, investigación, salud, etc…Si te fijas, verás que hay muchos carteles que indican que tal exposición u obra social está apoyada por una caja de ahorros u otra. A raíz de esto, se consigue el otro objetivo de las cajas de ahorro: crear empleo (tanto en las propias como en las actividades sociales que realizan)

Entonces: ¿cuál es mejor para mi? Pues, como te he comentado, es mejor la que te ofrezca mejores condiciones, ya que, en general, son iguales para ti. Otra cosa es que valores el fin de dichos beneficios: si te ofrece unas condiciones mejores un banco (o una caja de ahorros), no dudes en cogerla; si te ofrecen condiciones parecidas, puedes preguntar en ambos a qué piensan destinar los beneficios que, con tu dinero, obtengan y tener un punto más para tomar una decisión.