Rescate financiero a España, PIGS y déficit público

Los rumores sobre quién será el próximo país en necesitar ayuda financiera urgente se ciernen sobre Portugal, y eso acerca peligrosamente el riesgo a España.

Los rumores sobre quién será el próximo país en necesitar ayuda financiera urgente se ciernen sobre Portugal, y eso acerca peligrosamente el riesgo a España.

Hay economistas clásicos y cada vez más modernos que ven en la economía una especie de ciencia de la sucesión. Y si no los hay, me apunto el tanto. Si bien no es una ciencia exacta, del tipo de las matemáticas, y siempre influyen cuestiones que escapan al razonamiento básico, es posible muy a menudo prever qué va a pasar próximamente viendo qué acaba de pasar, pues esto que acaba de pasar muy probablemente ya era predecible a partir de lo último que ha pasado. Como si de un dominó se tratara, las causas y los efectos se suceden en economía con una lógica tan aplastante que puede aplastarte.

Y, desgraciadamente, hay quien dice que en eso está España. España no es Grecia, dijeron cuando Grecia hubo de ser ayudada por la UE y el FMI tras su casi bancarrota de la pasada primavera. España no es Irlanda, dicen ahora con la misma lógica. Y es cierto, España no es Grecia ni Portugal. Tenemos menor déficit público, un sistema financiero saneado, nuestra deuda pública se coloca en los mercados con spreads (primas de riesgo) e intereses mucho menores, y hace ya mucho tiempo que nos comimos la burbuja inmobiliaria. Eso por no hablar de que ZP y su gobierno ya han tomado medidas, mejores o perores, pero ya las han tomado. Pero sabiendo todo esto, conviene fijarse en que Irlanda ya decía en su día que no era Grecia, y ha acabado igual, y lo que es peor: Portugal hoy dice que no es Irlanda, y cada vez más gente dice que inevitablemente será Portugal el siguiente en necesitar ayuda de la zona euro en forma de préstamos de bajo interés.

Los países ricos nos llaman PIGS (Portugal, Italy, Greece & Spain, Irlanda no la nombraban quizá porque eran amigos, o quizá porque la I escondía una doble lectura…) para referirse a los países sureños, según ellos descuidados con las finanzas, derrochadores y hasta vagos. Y en Alemania vuelven a preguntarse porqué tienen que pagar ellos las deudas de otros países. La respuesta es obvia: porque lo que está en juego no es Irlanda o Grecia, sino el euro en su conjunto. Lo peor es que el sistema bancario español (léase BBVA y Santander) tienen millones y millones en activos de bancos portugueses, y si Portugal cae España se verá afectada, y si España se ve afectada el problema es mayúsculo porque nuestra economía es mayor que la de Irlanda, Grecia y Portugal juntos, y si… y luego… La teoría de la sucesión lógica ataca de nuevo. Si nadie la había bautizado, bautizada queda.