Ahorrar energía con un reductor de Energía Reactiva

Hace poco me preguntaba un amigo por un anuncio que había visto en un periódico gratuito que ofertan un equipo que decía reducir la ‘Energía Reactiva’.

Hace poco me preguntaba un amigo por un anuncio que había visto en un periódico gratuito que ofertan un equipo que decía reducir la ‘Energía Reactiva’.

Este aparato (decía el anuncio) permitiría reducir hasta un 30% el consumo eléctrico de la casa y sólo costaba unos 40 euros. El amigo me preguntaba si eso era cierto, si era posible y cómo funcionaba. Yo, que no estaba seguro, intenté informarme por internet sobre este equipo llamado ‘G-NER-G Saver’, (aunque hay de muchas marcas y modelos), que permite reducir la energía reactiva.

¿Qué es la energía reactiva? Para simplificar (que me perdonen los entendidos en el tema), la energía reactiva es energía que se pierde desde el cuadro eléctrico de tu casa hasta el electrodoméstico/enchufe que estés utilizando; esta energía la pierdes (porque no la consume ningún equipo), pero tú la pagas (a la compañía eléctrica le sale que has consumido energía, aunque la hayas ‘desperdiciado’). Este tipo de energía se utiliza en motores, transformadores, etc…pero tú directamente no la aprovechas.

¿Qué hace el reductor de Energía Reactiva? Este equipo permite, como su nombre indica, reducir este consumo y evitar que pagues por esa energía no aprovechada: el equipo está formado por condensadores que evitan ese consumo reactivo.

¿Cuánta energía reactiva puedo consumir en casa? Pues según la instalación, esta energía puede representar entre un 5% y un 15% (difícilmente un 30%, como dice el anuncio). Tienes que tener en cuenta que esta energía se ‘pierde’ con los equipos en funcionamiento, es decir, no pienses que estás todo el día consumiendo energía reactiva, sólo mientras funciona el electrodoméstico (por ejemplo la lavadora; aunque, otro ejemplo, la nevera sí consume este tipo de energía y está funcionando todo el día).

‘Entonces, ¿es útil este tipo de equipos?’. Pues no estaría de más que en la instalación eléctrica de las casas de construyan se tuviera en cuenta este tipo de equipos, pero ya debes valorar tú si este equipo te puede convenir en casa o no, ya que te permitirá ahorrar, aproximadamente, un 5% de tu consumo habitual (en el mejor de los casos). Este tipo de equipos (aunque de mayor tamaño), son de gran utilidad en industrias que requieren un gran consumo eléctrico (por ejemplo, fábricas de coches), donde la instalación se tiene en cuenta con este tipo de consumos de energía reactiva.