Ayudas del Gobierno que desaparecen en 2011

La Administración también ha decidio apretarse el cinturón, y eso significa que nos lo vamos a tener que apretar todos en cuestiones como el paro, la natalidad o la vivienda.

La Administración también ha decidio apretarse el cinturón, y eso significa que nos lo vamos a tener que apretar todos en cuestiones como el paro, la natalidad o la vivienda.

Malos tiempos para el bolsillo. No sólo porque el número de parados sigue en torno al 20% de la población activa y ha dejado ya hasta de ser noticia, sino porque diferentes medidas gubernamentales nos van a obligar a apretarnos un poco más el cinturón. Si es que nos quedan agujeros… 2011 viene de la mano de una subida tarifaria de la luz (en torno al 8%) y del gas (en torno al 3%), medidas que han de hacerse con el beneplácito del Gobierno central, pero además algunos ingresos extraordinarios desaparecen en busca del ansiado equilibrio presupuestario del Estado:

  • Cheque-bebé: desde hace un par de años, y por cada hijo nuevo que viene al mundo, el Gobierno obsequia con 2.500 euros en forma de bienvenida a los padres de la criatura. Euros que se dan en un solo pago y que desaparecen automáticamente el 1 de enero de 2011 a las 0:00 horas. Es decir, si naces entre hoy y el viernes, 2.500 euros por nacer, si naces a partir del sábado, nada de nada.
  • Desgravación por compra de vivienda: desde hace mucho más tiempo, el hipotecarnos tenía algo bueno, que desgravaba a Hacienda. A partir del primer día de 2011 esta posibilidad de desgravación también desaparece para todas las personas que cobren más de 24.000 euros al año. Teniendo en cuenta que los bancos dan pocas hipotecas, es difícil suponer que vamos a poder comprar una casa cobrando menos de ese dinero… Al menos, a cambio el Gobierno impone una desgravación del 15% para todos aquellos que vivan de alquiler y cobren menos de 24.000 euros al año.
  • Ayuda al desempleo de larga duración: los famosos 426 euros que el Gobierno da desde hace meses a los parados que ya habían agotado su prestació por desempleo también desaparece, aunque en este caso nos dan de margen un mes más, hasta febrero de 2011, para seguir cobrándolo.

Lo dicho, 2011 no empieza muy halagüeño, precisamente…