Nueva Cuenta Vivienda Naranja ING Direct, deducción por vivienda

Si no te vale con deducirte un buen puñado de euros en la Declaración de la Renta por una cuenta vivienda, ING además te da interesantes intereses mes a mes.

Si no te vale con deducirte un buen puñado de euros en la Declaración de la Renta por una cuenta vivienda, ING además te da interesantes intereses mes a mes.

Como ya os advertimos, y el que aviso no es traidor, cualquiera que se compre una casa, hipoteca mediante, a partir del 1 de enero de 2011 (ya mismo) no podrá reclamar a Hacienda nada de nada en concepto de deducción por préstamo hipotecario. Es decir, lo que hasta ahora era un buen pellizco en nuestra Declaración de la Renta por estar pagando una casa a plazos, se acaba a partir del año que viene. Pero, como para casi todo, hay un atajo que nos lleva a la deducción fiscal.

Y no hablamos de nada ilegal, no pensar mal. Hablamos de las cuentas vivienda: básicamente, metes tu dinero en una cuenta, vas metiendo más y más dinero y Hacienda te devuelve año a año un 15% de las aportaciones que vayas haciendo, con la ‘única’ condición de que al cabo de un plazo establecido (normalmente en torno a 4-5 años) te compres una casa, normalmente también bajo hipoteca concedida con el mismo banco que te ha ‘guardado’ el dinero durante esos años que has recibido dividendos por ahorrador.

Pues bien, quizá la más famosa, y sin duda una de las cuentas vivienda más veteranas, la Cuenta Vivienda Naranja de ING Direct (sin querer hacer chistes, pero es verdad que cada día es el banco de más gente), se renueva y nos propone agregar interés semestral a la deducción de Hacienda, en concreto lo siguiente:

  • 4 años de plazo para comprar casa.
  • 3,45% de interés anual los 4 primeros meses.
  • 1,20% los siguientes meses.
  • 15% de deducción anual hasta un máximo de 9.000 euros al año.
  • No se necesita cambio de banco, sólo asociar la cuenta ING a nuestro banco habitual.

Gran idea, esto de mezclar intereses cual depósito a plazo fijo con una buena deducción fiscal.