Combinar productos financieros: depósito y cuenta ahorro ING

Para los que dudan entre contratar un depósito a plazo fijo o abrir una cuenta corriente remunerada, muchos bancos ofrecen una solución intermedia: tanto lo uno como lo otro.

Para los que dudan entre contratar un depósito a plazo fijo o abrir una cuenta corriente remunerada, muchos bancos ofrecen una solución intermedia: tanto lo uno como lo otro.

Los principios de año no suelen ser propicios para ofertas rompedoras (financieras, se entiende, en ropa y complementos todo lo contrario) y grandes alardes de los bancos, pues éstos suelen haber vaciado su cajón de buenas intenciones durante los últimos meses del año anteior, con sus planes de pensiones de impresionante rentabilidad y sus deducciones fiscales de todo tipo. No obstante, sí suele ser una época propicia del año para afianzar los nuevos clientes creados a finales del ejercicio anterior, y para eso no hay nada mejor como combinar productos diferentes.

ING Direct, a pesar de que por el rescate bancario recibido meses atrás no puede romper el mercado con rentabilidades desorbitadas, sí es un experto en ofrecer varios productos conjuntamente para crear mayor vínculo banco-cliente. En este sentido, últimamente todos (o la mayoría) de clientes de su archifamosa Cuenta Naranja están recibiendo una carta que les propone un depósito muy original:

  • Plazo: 4 meses.
  • Rentabilidad: 4% TAE.
  • Para nuevos ingresos en la Cuenta Naranja efectuados a partir del 1 de enero de 2011.
  • Una vez pasado el plazo, se ingresan los correspondientes beneficios ya libres de impuestos junto con el dinero invertido en el depósito en la Cuenta Naranja del cliente.

Una forma simple de sacar algo más de rentabilidad a la Cuenta Naranja, sin por ello renunciar a las buenas condiciones que el banco naranja suele ofrecer a la hora de custodiar nuestro dinero. Le seguiremos la pista a opciones parecidas.