Garantía de productos: todas las respuestas (derechos, etc)

Cuando compramos algo, sea lo que sea, estamos pagando el precio del producto y la garantía que le acompaña, por eso tenemos ciertos derechos sobre posibles defectos.

Cuando compramos algo, sea lo que sea, estamos pagando el precio del producto y la garantía que le acompaña, por eso tenemos ciertos derechos sobre posibles defectos.

¿Qué es la garantía de un producto? Es un ‘seguro’ que nos dan al comprar un producto (nuevo o de segunda mano) o contratar un servicio de que ese objeto o servicio va a funcionar correctamente durante un plazo determinado. De no ser así, el vendedor está en la obligación de repararlo, sustituirlo o devolver el dinero, según la garantía estipulada que debe acompañar al producto que venden. Esta garantía no afecta a productos que no se puedan ‘envasar’ como luz, agua, gas…

¿Qué duración tiene esta garantía? En el caso de los productos nuevos, a de ser al menos de dos años; si es un producto de segunda mano, como mínimo será un año; si son servicios, la duración puede variar, siendo superior a 30 días. En cualquier caso, esta garantía debe venir indicada en el producto y puede ser superior, que es como se conoce a la ‘garantía comercial’, dónde algunas empresas ofrecen garantías superiores (3, 4, 5 años…) para atraer a más clientes.

¿Qué tengo que hacer si se me estropea un producto que está en garantía? Si es posible, acudir a la tienda donde se adquirió con el tiquet de compra: allí te informarán del lugar (la misma tienda, el servicio técnico, etc) donde lo puedes reparar. Has de recordar que en la garantía no entra los desperfectos por un mal uso del comprador: si se estropea dentro de los primeros 6 meses de garantía, es el vendedor quien ha de demostrar que el producto no funciona por culpa del comprador; si es posterior a los 6 meses, puede que el comprador tenga que demostrar que el producto no funciona por un defecto de fábrica.

Si no es posible acudir a la tienda (porque está cerrada o incluso en otro país donde lo compraste en un viaje), trata de contactar con el fabricante, quién te informará de las opciones que tengas (envío por correo, servicio técnico, etc)