Abandono escolar y economías desarrolladas, situación de España

Cuantos más cerebros amueblados hay en un país, normalmente mejor le va a sus finanzas. Es por ello que España ha de hacer algo con su tasa de abandono escolar.

Cuantos más cerebros amueblados hay en un país, normalmente mejor le va a sus finanzas. Es por ello que España ha de hacer algo con su tasa de abandono escolar.

La educación no es un gasto, es una inversión. Semejante frase, tantas veces pronunciada por tanto intelectuales y gente de fiar, es una de las grandes asignaturas pendientes de los estados, y nunca mejor dicho. Si repasamos la historia, las grandes potencias siempre han sido potencias también en el desarrollo tecnológico y artístico, desde Roma y Grecia con sus ideas y monumentos hasta Alemania o Estados Unidos con sus premios Nobel modernos. En tiempos de crisis como los actuales, mucho abogan también por invertir en crear cerebros y en evitar que se fuguen como salida estructural a la recesión.

España es uno de los que parece que no se ha dado cuenta, pues solo Portugal y Malta nos superan en toda la Unión Europea en abandono escolar. Actualmente un 31% de los jóvenes entre 18 y 24 años no ha acabado sus estudios obligatorios (primaria y secundaria) lo que supone un incremento de casi un 10% en la última década, según un reciente estudio de la Comisión Europea.

Cabe decir que la UE se ha marcado como meta dejar este umbral del abandono escolar por debajo del 10% en 2020, como parte imprescindible de su estrategia para salir definitivamente de la crisis económica que nos aflije. A día de hoy solo 7 países de los 27 miembros están por debajo de esa crifra: Eslovenia, Finlandia, Austria, República Checa, Lituania, Polonia y Eslovaquia. La media de la Unión Europea se sitúa en el 14,4%.