Duda: ¿es mejor reducir plazo de hipoteca o reducir cuota?

Imagina que, a pesar de la crisis, a pesar de tus deudas, a pesar de todo…consigues ahorrar un dinero y quieres emplearlo en la hipoteca de tu casa, que te tiene agobiado.

Imagina que, a pesar de la crisis, a pesar de tus deudas, a pesar de todo…consigues ahorrar un dinero y quieres emplearlo en la hipoteca de tu casa, que te tiene agobiado.

Tú vas al banco y le dices que quieres ingresar el dinero, es decir, hacer una amortización parcial: pagar un dinero para reducir tu hipoteca; la persona del banco, amablemente, te avisará (si es el caso) que puede haber una penalización por dicha amortización (te la dijeron con las condiciones de tu hipoteca, aunque suele negociarse) y luego te preguntará: ‘¿qué prefieres, reducir plazo o cuota?’. Y este es el gran dilema.

¿Qué es mejor?: puedes seguir pagando lo mismo mes a mes (dependiendo del euribor, claro), pero acabar antes de pagar la hipoteca o puedes pedir al banco que te cobre un poco menos al mes; un ejemplo: imagina que tu hipoteca es de 100.000 euros y te cobran, al mes, 500 euros; si esto fuera fijo, serían 200 meses pagando (16 años y pico); imagina que has ahorrado (o heredado, o robado o tocado en la lotería), unos 10.000 euros: puedes hacer como si pagaras 20 meses (20 cuotas de 500 euros, que son los 10.000 euros), o pedir al banco en lugar de cobrarte 500 euros al mes, te cobre 450 euros (de l0s 10.000 euros que das).

Aparte de la situación personal de cada uno (que prefiera pagar menos mes a mes o que prefiera librarse antes de la hipoteca) hay una solución mejor que otra: reducir plazo es mejor, es decir, pagar la misma cuota mes a mes, pero acabar antes la hipoteca: con esta opción, a lo largo de la vida del préstamo, se pagan menos intereses (los del tiempo que se reduce el préstamo). Unos ejemplos.

También has de tener en cuenta las desgravaciones fiscales (si disfrutas de ellas): utiliza parte del dinero de la amortización en llegar al máximo permitido cada año (unos 9.000 euros) para poder desgravar al máximo; a partir de ahí, trata de reducir plazo.