Firmar la compraventa de una casa en el notario: pasos a seguir

La verdad es que me sorprende que cuando alguien está dispuesto a comprar una casa, la poca información que recibe por parte de todo el mundo en los trámites que tiene que hacer.

La verdad es que me sorprende que cuando alguien está dispuesto a comprar una casa, la poca información que recibe por parte de todo el mundo en los trámites que tiene que hacer.

Parece que tengamos que saber de nacimiento qué pasos hay que hacer para comprar una casa y nadie se molesta en explicárnoslos o en asegurarse que tenemos todo claro; los primeros que deberían dejar todo claro es el propio banco, ya que, aunque nos presten el dinero, son ellos quienes van a hacer negocio con nosotros (y a ganar dinero, sino, no nos dejarían ni un euro), y quienes, a cambio de que les paguemos el préstamo y unos buenos intereses, deberían explicarnos paso a paso cada movimiento.

Yo hoy te quiero explicar el último, uno en el que creo que la gente está poco informada: la firma ante el notario de la compraventa de la casa. Hasta llegar a este punto tienes que haber pasado por la búsqueda de una casa, la búsqueda de hipoteca, el presentar todo el papeleo, negociar, etc…y entonces te queda el último paso: ir al notario y firmar.

¿Quién acude este día al notario? Pues hay 4 partes: el comprador (tú), el vendedor, el representante del banco (por la hipoteca) y el notario.
¿Qué se hace ese día? Ese día se realiza el ‘intercambio’ de papeles: los vendedores te venden su casa gracias al préstamo del banco, así que primero, estando todos delante (los cuatro participantes), el notario lee las condiciones de venta del piso (quién vende, quién compra, dónde está situado, etc)…el notario lee todo el documento (que antes puedes haber revisado por tu cuenta), ambas partes dan el visto bueno y se firma. A continuación, el banco le da un cheque a los vendedores por el dinero acordado de venta.

¿Qué se hace después? El notario pide educadamente a los vendedores que salgan de la habitación ya que lo que viene ahora no les interesa; en este punto, se lee las condiciones del préstamo (que también puedes y debes haber revisado previamente) del banco (la hipoteca) y firman tanto el representante del banco como el comprador (y el notario, claro).

¿Qué tengo que llevar ese día? Pues tú el DNI (te lo pedirán nada más llegar a la notaría y lo tendrá siempre delante el notario mientras lee los documentos). El representante del banco llevará el resto de papeles que te habrá ido pidiendo previamente: escritura, certificados de deudas pendientes con la comunidad, impuestos pagados (como el IBI), etc…