Hipotecas a plazo fijo, viviendas sin Euribor

Si no quieres pasarte la vida mirando en Internet la evolución del Euribor, o yendo a tu banco a preguntarlo una y otra vez, quizá las hipotecas a plazo fijo estén hechas para ti.

Si no quieres pasarte la vida mirando en Internet la evolución del Euribor, o yendo a tu banco a preguntarlo una y otra vez, quizá las hipotecas a plazo fijo estén hechas para ti.

Hay gente que piensa que solo se pueden comprar casa en este país ‘a tocateja’ o referenciando la hipoteca correspondiente al Euribor, un índice europeo que fluctúa más que el precio de la gasolina. Falso. Como es lógico, y como en casi cualquier otro producto financiero, que es lo que es una hipoteca, se puede contratar tanto a plazo variable (lo que debemos pagar varía según fluctúe un índice, en este caso el Euribor) o a plazo fijo.

La segunda opción, la menos conocida y utilizada, tiene la desventaja de que los bancos no son tontos, y por lo tanto suelen ofrecer tipos de interés bastante por encima del momento que viva en cada ocasión el Euribor, y por lo tanto a corto plazo suelen salir mucho peor que los plazos variables, pero por otro lado aportan la tranquilidad de saber siempre cuánto vamos a tener que pagar mes a mes y, si eligimos un plazo relativamente corto, al final del pago de nuestra hipoteca es muy posible que hayamos ahorrado dinero.

El Grupo Sabadell acaba de revisar, desgraciadamente a la baja, sus ofertas en hipotecas a plazo fijo:

  • Hasta 80% del precio de la vivienda.
  • A 12 años: 6,20%
  • A 15 años: 6,40%
  • A 30 años: 6,70%

Para todos aquellos que quieran tranquilidad en los plazos.