Los jeques y millonarios llegan a la liga española

Aunque no es algo nuevo en el fútbol europeo (ni tampoco en España), este año la liga de fútbol ha visto la llegada de un par de millonarios y se preven que lleguen más.

Aunque no es algo nuevo en el fútbol europeo (ni tampoco en España), este año la liga de fútbol ha visto la llegada de un par de millonarios y se preven que lleguen más.

Ya nos pensábamos que los Abrahamovic o Berlusconi eran cosas que no afectaban a la mejor liga del mundo, a la liga del país que gana la Eurocopa y la Mundial…pero igual que España ha pasado de estar en la Champions League de las economías del Mundo a estar en segunda regional, el fútbol español ha pasado a tener deudas tan grandes que sólo un milagro lo puede salvar.

Y como no todos son el Real Madrid o el Fútbol Club Barcelona (que tampoco están libres de pecado pero, al igual que sus presupuestos y sus jugadores, sus presupuestos y su deudas juegan ‘en otra liga’ y tienen otras reglas y otras ayudas), pues el primero en ‘caer’ este pasado verano fue el Málaga, comprado por Abdullah Al-Thani.

El siguiente en llegar fue Ali Syed al Racing de Santander, comprando parte de las acciones del club y, sobretodo, solventando la deuda del equipo. Además, todo sea dicho, invierten claramente en el equipo (como todos los fichajes hechos por el Málaga en los fichajes de invierno)

Otros que están apunto de acabar en este selecto grupo son el Zaragoza o el Getafe; en el caso del primero absorberían una deuda de nada más y nada menos que 130 millones de euros. Aunque, como te comentaba al principio, no es algo nuevo en España: muchos recordamos a Dmitry Piterman, que pasó por España allá por el 2003-2004 y estuvo en equipos como el Racing de Santander (otra vez) o el Alavés y tenía la ‘manía’ que querer ser propietario y entrenador al mismo tiempo, aunque contrataba ‘entrenadores-marioneta’ (al no tener él la licencia) para que siguieran sus órdenes. Por este ‘funesto’ pasado, esta vez han negociado mejor las condiciones de venta al nuevo presidente, limitando algo su libertad de movimiento.

Sinceramente, a mi me alegra esta entrada de capital extranjero en nuestro país (ojala todos los aficionados y, sobretodo, los políticos, mostraran el mismo interés para buscar capital extranjero a invertir en otros proyectos), ya que, para que sean los Ayuntamientos quienes acaben dando dinero público a los clubes, mejor que se lo den otros millonarios a los que les sobra. Y de esta manera que se paguen las deudas a empresas, bancos, jugadores, administraciones…y así se consiga ir recuperando un poco todo.