Planes de pensiones y de jubilación: qué son, qué tipos hay…

Ya que el tema de las pensiones está realmente complicado y parece que la cosa va a ir a peor, yo creo que lo mejor que puedes hacer es buscarte un buen plan de pensiones o de jubilación.

Ya que el tema de las pensiones está realmente complicado y parece que la cosa va a ir a peor, yo creo que lo mejor que puedes hacer es buscarte un buen plan de pensiones o de jubilación.

Aunque vayas a jubilarte ahora o dentro de 37,5 años, es importante que, si puedes, tengas un buen plan de pensiones para poder asegurarte cobrar algo más que la pensión que te dará la seguridad social; mira si es algo tan necesario que el propio gobierno te ‘anima’ a hacerte uno mediante desgravaciones, es decir, que si tienes un plan de pensiones y aportas dinero cada año, te ‘premian’ dejándote desgravar un porcentaje cada año.

Lo primero que tiene que quedarte claro (yo no lo sabía, por ejemplo) es que una cosa es un plan de pensiones y otra distinta es un plan de jubilación, aunque nos solemos plantear contratar uno u otro cuando tenemos unos 40 años.

El Plan de Pensiones es un producto financiero ofrecido por los bancos a sus clientes para que ahorren de cara a su jubilación: cada mes, trimestre, semestre o año pueden ir aportando una cantidad fija (o variable), teniendo en cuenta que, además de ahorrar ese dinero, lo invierten en fondos (es decir, tienen una rentabilidad variable) y el gobierno les permite desgravar hasta unos 8.000 euros al año de lo aportado al plan de pensiones (aunque pueden aportar más, claro). La ‘pega’ es que este dinero no se puede ‘tocar’ hasta la jubilación (aunque hay excepciones como fallecimiento o paro de larga duración que permitirían recuperarlo). A partir de la jubilación, el ‘retorno’ del dinero puede ser mensual o de una sola vez (pago único).

Los Planes de Jubilación, en cambio, son un producto financiero que suelen ofrecer los seguros: cada mes, trimestre, semeste o año vas ingresando un dinero y, llegada una fecha (sea la de jubilación o no), te reportan el dinero que has ido ingresando. Estos planes tienen la ventaja que el cliente puede ‘recuperar’ su dinero siempre que quiera, aunque suele haber una penalización bastante alta por ello. Otra diferencia importante es que no permiten desgravación alguna y generan unos intereses menores que en el plan de pensiones.