¿Quién está exento de hacer la Declaración de la Renta?

Hay muchas personas que les surge esta duda sobretodo si acaban de empezar a trabajar, o tienen un contrato en prácticas, o están en paro, o se van a jubilar…Te explicamos lo que necesitas saber.

Hay muchas personas que les surge esta duda sobretodo si acaban de empezar a trabajar, o tienen un contrato en prácticas, o están en paro, o se van a jubilar…Te explicamos lo que necesitas saber.

El criterio más importante para hacer la declaración de la renta es que hayas recibido durante el año de la declaración algún sueldo/ingreso. Si no es tu caso (como los niños o los jóvenes que no trabajan), ya puedes parar de leer. El resto, seguir leyendo para descartaros o no.

Si has tenido un sueldo total menor de 22.000 euros y sólo lo has cobrado de un único pagador, tampoco estás obligado (aunque la puedes presentar si quieres). Si has cobrado de dos o más pagadores y los ingresos (sumando ambos), estás obligado a hacerla si has cobrado más de 11.200 euros; en este caso, para que ‘cuente’ el segundo pagador como tal, debes haber cobrado más de 1.500 euros del mismo; un ejemplo, si de tu trabajo habitual ganas 18.000 euros en un año y has hecho un trabajo que te han pagado 100 euros al mes, es decir, 1.200 euros en un año, no tienes obligación de hacer la declaración.

Si estás cobrando una pensión de la Seguridad Social y cobras en un año más de 11.200 euros, también estás obligado a realizar la declaración de la renta. Es similar al caso que te contábamos sobre las personas que estaban en paro o lo habían estado, con todos sus casos.

En este enlace puedes consultar todos los ejemplos en los que puedes estar excluido o particularizaciones para algunas comunidades autónomas. De todas maneras, nuestro consejo es que, si no estás ‘obligado’, no pierdes nada por probar hacer la declaración con el programa ‘PADRE’ o pidiendo el borrador, para comprobar si te saldría a pagar o a devolver, planteándote según el resultado el presentarla y obtener algún pequeño ingreso.