Retenciones IRPF en la nómina, impuesto progresivo

Ya va siendo hora de que aprendamos cuánto, cómo y porqué nos quitan el dinero que nos quitan todos los meses de nuestra nómina, seamos ricos, pobres o clase media.

Ya va siendo hora de que aprendamos cuánto, cómo y porqué nos quitan el dinero que nos quitan todos los meses de nuestra nómina, seamos ricos, pobres o clase media.

Mes a mes, desde que uno trabaja, ve con cierta ignorancia y con mucho desánimo como vuela dinero de su nómina. De lo que parece que nos pagan, llamado salario bruto, a lo que de verdad vemos en el banco, llamado salario neto, dista un trecho en ocasiones muy grande. Pero, ¿cómo sabemos cuánto nos quitan y porqué?

Analizando una cuestión tan compleja muy a grandes rasgos, la respuesta es tan simple como dos palabras: impuesto progresivo. Así es el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas. Dado que somos todos personas físicas y la nómina es nuestra renta principal, por eso nos ‘quitan’ dinero. Hay dos conceptos a tener en cuenta: por un lado, el salario anual, sobre el cual se hace la retención aplicando la norma de ‘quien más cobra, más paga en % sobre el total»; por otro lado, son importantes varios conceptos llamados deducciones personales, y que hacen que nos cobren menos de lo que nos deberían cobrar por nuestra nómina.

En cuanto al total salarial anual de cada uno, nos retienen lo siguiente, de forma redondeada:

  • Hasta 17.000 euros: 28% del sueldo.
  • Hasta 33.000 euros: 37% del sueldo.
  • 53.000: 43%
  • 120.000: 44%
  • 177.000: 45%

Por deducciones se entiende lo siguiente, y a partir de este salario mínimo empezarán no tienen retención de IRPF:

  • Por cónyuge a su cargo sin ingresos: sueldo de hasta 13.335 euros al año.
  • Por cónyuge a su cargo sin ingresos: 14.774 euros.
  • Por cónyuge a su cargo sin ingresos y dos hijos: 16.952 euros.
  • Separado, viudo, soltero o divorciado: 13.662 euros si tiene un hijo y 15.672 si tiene 2 hijos.