Comisiones bancarias: ¿qué son? ¿cómo puedo quitármelas?

Los bancos no son tontos y hace ya unos años alguien se dio cuenta que podían cobrar a sus clientes pequeñas cantidades que les podían aportar grandes beneficios: las comisiones bancarias.

Los bancos no son tontos y hace ya unos años alguien se dio cuenta que podían cobrar a sus clientes pequeñas cantidades que les podían aportar grandes beneficios: las comisiones bancarias.

Un ejemplo (y eso que la noticia tiene unos años): los cinco mayores bancos de nuestro país recaudaron casi 8.000 millones de euros por gastos de gestión; yo no digo que no tengan esos gastos, pero creo que es una ‘excusa’ para poder cobrar más a sus clientes; una especie de ‘alquiler’, para tener unos ingresos fijos de sus clientes hagan lo que hagan (aunque no hagan nada).

Las comisiones bancarias se utilizan en todo tipo de productos bancarios: cuentas corrientes, préstamos, fondos de inversión…Los bancos tienen obligación de, siempre que vayamos a firmar algún documento para contratar algún tipo de producto bancario, indicarnos todas las comisiones que nos pueden cobrar: por mantenimiento, por tarjeta de crédito, por cancelación, por subrogación, por apertura…cada producto tiene unas comisiones distintas.

Como verás, deshacerse de estas comisiones, viendo los ingresos que les generan, es algo complicado: por eso algunos bancos (por ejemplo ING), ofrecen siempre sus productos con ‘comisiones cero’ ya que saben que atraerán a un grupo de clientes para los que las comisiones son motivo de cambio de banco. De todas maneras, es habitual que si, por ejemplo, un banco nos ofrece una hipoteca con comisiones cero, nos obligue en cambio a contratar otro tipo de servicios. Es estudiar las ventajas e incovenientes de cada decisión.

‘¿Y qué puedo hacer para dejar de pagar comisiones?’ Pues, como con todo, negociar; tu banco no quiere perderte como cliente (o quiere ganarte si todavía no lo eres), por lo que, antes de firmar nada, debes recalcar que no quieres pagar comisiones; el banco estudiará tu caso y se planteará (si le salen los números) si quiere mantenerte como cliente; una buena manera de negociar es, si te planteas contratar algún tipo de producto (por ejemplo, un plan de pensiones), le digas a tu banco que te interesa contratarlo allí, pero que, a cambio, te interesaría dejar de pagar varias comisiones…y en otro caso, te llevarás el plan de pensiones a otro banco. Debes estudiar qué te interesa más.