Índice de miseria en España, el más elevado de Europa

Subida de precios y aumento del paro es una combinación explosiva que da como resultado empobrecimiento de la clase media. De hecho, la clase media cada vez es más baja.

Subida de precios y aumento del paro es una combinación explosiva que da como resultado empobrecimiento de la clase media. De hecho, la clase media cada vez es más baja.

Durante 2010, el IPC en España subió más de un 3%, es decir, todo está más caro que hace un año. Durante el mismo año, el paro en España siguió subiendo sin descanso, hasta superar el 20% de tasa de desempleo y dejando en la calle a entre 4,5 y 5 millones de personas con ganas de trabajar. Cuando mezclamos ambos indicadores, obtenemos el índice de miseria, que viene a ser cómo la población de un país se ve afectada por el incremento de sus gastos (precios) en combinación con la bajada en sus ingresos (salarios).

No es de extrañar que, con la que se nos está viniendo encima, España sea el país de la Unión Europea con mayor tasa de miseria. Sí, tan crudo como suena. En concreto, un 22,9% frente al 12,8% que tiene la Unión Europea de media. Hay que aclarar que este índice no tiene nada que ver con el índice de pobreza que maneja la ONU, y que dice que pobre es aquél que tiene menos de 2 dólares al día para sobrevivir. Este índice de miseria lo que viene a decir es que casi 1 de cada 4 españoles no llega final de mes, y tiene serios problemas para hacer frente a sus pagos. Es decir, no es que ni sueñe con ahorrar, sino que las deudas le comen.

Andalucía con un 31% de ‘miseria, Murcia con un 27% y Extremadura con más del 26% son las tres comunidades que encabezan tristemente este ránking, mientras que el País Vasco y Navarra, con tasas en torno al 13%, son las que menos miseria poseen. Por supuesto, en clara relación con las CCAA donde más/menos paro hay.