¿Qué significa vivienda habitual? Deducciones Declaración IRPF

Puede ser que estés muy contento con tu casa, piso o chalet adosado, pero quizá no sea tu vivienda habitual. Quizá ni lo sepas, pero hay normas que delimitan lo que es habitual y lo que no lo es.

Puede ser que estés muy contento con tu casa, piso o chalet adosado, pero quizá no sea tu vivienda habitual. Quizá ni lo sepas, pero hay normas que delimitan lo que es habitual y lo que no lo es.

Como ya casi todo el mundo sabe, con la entrada del presente año 2011 la normativa fiscal, o sea los impuestos, en torno a la compra de viviendas varió, dando lugar a una avalancha (pequeña avalancha) de compradores de casas en las últimas semanas de 2010, pues a partir del pasado 1 de enero ya no podremos deducirnos en nuestra Declaración de la Renta por la hipoteca salvo que estemos por debajo de unos baremos bastante restrictivos.

La normativa parece clara, pero en ocasiones las dudas surgen hasta en lo más sencillo: ¿qué es vivienda habitual? Se trata de un término que hemos de tener totalmente claro para saber a qué nos atenemos a la hora de rellenar la temida Declaración del IRPF. Pues bien, la Agencia Tributaria utiliza esta definición: “Edificación destinada a la vivienda del contribuyente, debiendo ser ocupada ésta de forma efectiva durante un plazo máximo de 12 meses desde la fecha de su adquisición durante un periodo de 36 meses ininterrumpidos como mínimo, salvo excepciones por matrimonio, separación, divorcio, traslado laboral, obtención de primer empleo, minusvalía o (ovbiamente) fallecimiento del titular.

Solo si tu pisito cumple con estas características podrás acogerte a lo que la propia Hacienda llama “deducción por vivienda habitual”. Puede parecer de perogrullo, pero si se demuestra que te estás beneficiando de deducciones por una vivienda que no es la tuya habitual, cabe recordar que la ignorancia de la nombra no exime de su cumplimiento, y por lo tanto, multa al canto. Supieras todo esto o no.