¿Se ahorra dinero circulando a 110 kilómetros por hora?

La ley con más detractores desde que bajaron el sueldo a los funcionarios entra hoy en vigor. Pongamos los números sobre la mesa para entender el porqué.

La ley con más detractores desde que bajaron el sueldo a los funcionarios entra hoy en vigor. Pongamos los números sobre la mesa para entender el porqué.

Ya ha llegado la nueva ley. Esta misma mañana, todas las autovías y autopistas de España han amanecido con una pegatina (o imán, las dudas se mantienen) pegado en su parte frontal. No es una gamberrada, es la sustitución del límite máximo de velocidad en vías rápidas del tradicional 120 kilómetros por hora a 110. Se trata de una medida provisional, en vigor hasta el 1 de julio pero prorrogable. Pero, ¿qué sacamos de provecho con todo esto?

Según el Instituto para la Diversificación y el Ahorro de la Energía, organización hasta ahora desconocida pero que ha hecho el informe que recomendó adoptar la medida, el ahorro exacto es de 0,94 litros de gasolina cada 100 kilómetros, lo que viene a ser casi un 11% del consumo total. Eso sí, teniendo en cuenta que no siempre circulamos por autovía y que no siempre íbamos a 120 kilómetros por hora cuando íbamos por estas vías (acelerones, frenazos, etc), al final el RACE y demás organizaciones de automovilistas cifran el ahorro en el mejor de los casos en un 2% del consumo de combustible, puesto que se calcula que apenas el 20% de los trayectos en España se hacen por autovía o autopista.

En total, el Estado (es decir, los españoles) prevé ahorrar en factura de combustible 1.400 millones de euros, lo cual no va a ser recuperado, ni por asomo, por el aumento en el número de multas que pueda producirse al bajar la velocidad máxima. Con los datos sobre la mesa, ahora lo que toca es frenar.