Alternativas para conseguir crédito: líneas oficiales

Como las puertas típicas para conseguir financiación han cerrado para todos, hemos de buscar otras alternativas para sacar nuestras ideas adelante. Y las hay.

Como las puertas típicas para conseguir financiación han cerrado para todos, hemos de buscar otras alternativas para sacar nuestras ideas adelante. Y las hay.

Los bancos y cajas de ahorro, la primera opción del español y empresario de a pie a la hora de pedir dinero prestado para una buena causa, siguen cerrados a cal y canto para todo aquél que de verdad lo necesite. Como la pescadilla que se muerde la cola, quien no tiene dinero es un potencial moroso para el futuro, y a ése no se le da ni las gracias, mientras que quien ya tiene dinero no va a ir a pedir más a un banco o caja. Total: el grifo del crédito cerrado. Pero hay alternativas:

Líneas oficiales de crédito

A grandes rasgos, se trata de préstamos que da la administración central, el gobierno, y que como lo pagamos entre todos es más difícil que nos los denieguen (pues en el fondo nos revierten lo dado antes…). El ICO (Instituto Oficial de Crédito) es la institución pública que se encarga de darlos o denegarlos. Aunque no mucha gente lo sabe, además de prestar dinero a empresas y comerciantes a muy largo plazo (hasta 20 años) y con tipos de interés por debajo del mercado, también se lo presta a familias y personas particulares, y tiene alguna que otra línea muy interesante para casos concretos:

  • ICODirecto: BBVA y Santander respaldan unas líneas de crédito pensadas para sectores específicos como medio ambiente e infraestructuras, y con mucha menor carga burocrática.
  • ICO Internacionalización: para proyectos españoles en el extranjero.
  • ICO SGR: Sociedades de Garantías Recíprocas, intermediario entre las pymes y el crédito.