¿Cómo comprar oro? Invertir en valores refugio

El oro es para siempre. Y quizá por eso su cotización en los mercados sube y sube. Lo ideal hubiera sido comprarlo hace 3 años, pero aún le podemos sacar un buen dinero.

El oro es para siempre. Y quizá por eso su cotización en los mercados sube y sube. Lo ideal hubiera sido comprarlo hace 3 años, pero aún le podemos sacar un buen dinero.

Crisis significa desconfianza, y nada da más desconfianza que lo que no es tangible, es decir, las finanzas. Por ello, cada vez que una crisis financiera golpea la economía mundial, los valores tangibles suben su cotización con la espuma. Es lo que se llaman valores refugio: metales precioso, obras de arte… Inversiones que podemos tocar, que aunque quizá no nos vayan a dar una gran rantabilidad en el largo medio-largo plazo, sabemos que tampoco nos van a hace perder dinero. El valor refugio por excelencia es el oro pero, ¿cómo invierto en oro?

Sabiendo que su cotización supera ya los 1.500 dólares por lingote, triplicando su valor en apenas 4 años, parece una opción segura a la que podemos llegar por varios caminos:

  • Lo típico: adquirir un (o varios) lingote. Se adquieren principalmente en entidades dedicadas en exclusiva, o con tradición en ello, a la compra-venta de oro en lingotes. Hay que tener en cuenta que no solo habremos de pagar lo que cueste la inversión en sí, sino los gastos derivados de su guardia y custodia (caja fuerte) pues no es aconsejable tenerlo debajo de la almohada…Para evitar dichos costes, podemos adquirir ‘solo’ un certificado, un depósito de oro, cuyos gastos son mucho menores. Oro Direct es un claro ejemplo.
  • Máquinas expendedoras. No es nada habitual, incluso puede parecer una ‘frikada’, pero en hoteles de lujo como el madrileño Palace, hay una máquina expendedora de oro (con figuras de hasta 4.000 euros) junto a la máquina de tabaco.
  • Comprar a futuro: significa un riesgo, pues no compramos oro en sí, sino que apostamos a su cotización en el medio plazo. SI sube su precio, ganan los compradores de oro y viceversa.
  • Bolsa de valores: igual que con los futuros, lo que adquirimos son acciones de empresas relacionadas con el oro (minería, bancos…) el riesgo se reduce al nadie pensar que el precio del oro vaya a bajar de forma clara.