Gasolineras de cooperativas: ahorra hasta un 10% en gasolina

Yo hace tiempo que pongo gasolina en una gasolinera de una cooperativa porque me comentaron que era más económico (y es cierto). La verdad es que cada vez tienen más clientes.

Yo hace tiempo que pongo gasolina en una gasolinera de una cooperativa porque me comentaron que era más económico (y es cierto). La verdad es que cada vez tienen más clientes.

Con esto de que la gasolina está marcando records históricos de precios y poco podemos hacer si necesitamos el coche para ir a trabajar (o para trabajar, en más de un caso), pues o ‘apechugamos’ con los precios que hay en alguna gasolinera o buscamos alternativas.

Nosotros, además de comentarte si es mejor diesel o gasolina, recomendarte tarjetas descuento de gasolineras, consejos para ahorrar gasolina conduciendo mejor y donde encontrar las gasolineras más baratas, queríamos hablarte de las gasolineras de cooperativas, que realmente son más económicas.

Estas gasolineras están orientadas a un determinado sector que requiere la gasolina para trabajar: taxistas, agricultores, transportistas…y entre ellos montan una cooperativa que gestiona una gasolinera; al ser un sector de gran consumo realizan un pedido ‘grande’ de gasolina y tienen unos cliente fijos, con lo que pueden negociar buenos precios de gasolina; además, al ser cooperativa, tienen unos márgenes de beneficio más controlados que gasolineras generalistas.

Y te estarás preguntando: ¿entonces yo puedo ir a esta gasolinera y poner gasolina cuando quiera?; en principio si (a menos que estén restringidas por alguna razón, pero como te digo, yo pongo regularmente gasolina en una gasolinera de una cooperativa de taxis); lo único que te pedirán es que te registres o des tus datos (aunque, por lo menos en mi caso, el registro fué gratuito y en menos de un minuto, sin ningún tipo de papeleo extraño), para controlar la venta a clientes; realmente, comparando con gasolineras de la zona, el ahorro al ser ‘asociado’ es de un 5% (y la gasolina, de normal, ya es más barata que en gasolineras cercanas); lo ‘malo’ para la gente es que este tipo de gasolineras suele estar muy limitado en ciudades, habiendo muy pocas, con lo que no todo el mundo puede acudir a ellas.