Hipotecas Inversas: ¿Qué son? ¿Cómo funcionan? ¿Dan problemas?

Las hipotecas inversas es una forma más de conseguir un poco de dinero extra pero orientado a la gente mayor que requiere un ingreso añadido a su (baja o bajísima) pensión.

Las hipotecas inversas es una forma más de conseguir un poco de dinero extra pero orientado a la gente mayor que requiere un ingreso añadido a su (baja o bajísima) pensión.

‘¿Qué son las hipotecas inversas?’. Son préstamos que dan los bancos o entidades de crédito a personas de más de 64 años a cambio de ceder los derechos sobre la casa que habitan (y que las personas mayores suelen tener en propiedad). Este préstamo se puede cobrar de manera mensual o en un solo pago y el importe del mismo depende de la casa que se entrega como garantía, la edad del solicitante, etc…

‘Pero, entonces, ¿consiste en vender la casa al banco?’. No exactamente: una persona mayor acude a un banco y pide una hipoteca inversa; el banco estudia al solicitante y su casa (que debe tener en propiedad) y le ofrece una cantidad de dinero fija o un importe mensual hasta que fallezca, y el solicitante puede seguir viviendo en su casa (o incluso alquilársela a otra persona, si le interesa); de partida no pierde la propiedad de la casa, pero adquiere una deuda con el banco.

‘¿Entonces qué pasa? ¿Cómo paga la deuda?’. Principalmente la pagan los herederos (nietos, sobrinos, hermanos, etc), que pueden liquidar la deuda de golpe (con sus propios ahorros, y también deben pagar los intereses) y quedarse la casa o vender la casa, liquidar la deuda (e intereses) y quedarse el resto.

‘¿Cuánto dinero se cobra y durante cuánto tiempo?’. Pues eso ya depende de las condiciones de la hipoteca (según el banco), de la edad del solicitante (por ejemplo, hay bancos que sólo dan hipotecas a gente de más de 75 años) y del tipo de pago: hay hipotecas inversas que pueden dar una cantidad inicial y luego una mensualidad, que pueden dar una mensualidad fija hasta una edad (por ejemplo, 90 años) y luego dar algo menos, que depende de si es hombre o mujer para dar una cantidad u otra…

‘¿Son de fiar estas hipotecas?’. En principio si, ya que hay una ley que la respalda y defiende principalmente a los solicitantes (personas mayores), sólo permite que las entidades financieras den este tipo de hipotecas, la ley obliga a los bancos a detallar todo el producto financiero, etc…Si que tiene una pega y es que se obliga a los solicitantes a pagar los gastos iniciales y, por supuesto, a pagar intereses a los herederos. Pero la verdad es que, gracias a la crisis y las bajas pensiones, este tipo de hipotecas están teniendo bastante éxito.