Un país para exportar desde España: Guinea Ecuatorial

Los españoles somos así: queremos hacer negocio con otros países pero que no nos cueste mucho y las posibilidades, son más bien pocas. Hay que empezar a plantearse otros objetivos

Los españoles somos así: queremos hacer negocio con otros países pero que no nos cueste mucho y las posibilidades, son más bien pocas. Hay que empezar a plantearse otros objetivos

El idioma, aunque no nos gusta reconocerlo, es un problema y estamos rodeados por países que no hablan castellano; podríamos ir a Suramérica, que hablan el mismo idioma, pero entonces están lejos y, además, pensamos que son países ‘pobres’ donde hay poco que invertir; de otros países cercanos, en desarrollo y con dinero, si nos olvidamos del idioma, como Marruecos, muchas empresas no se fían. ¿Entonces dónde vamos?. Una idea: Guinea Ecuatorial.

No son pocas las empresas que están empezando a exportar o a implantarse en este país: no está cerca, la verdad, pero tiene varias ventajas que están atrayendo a empresas españolas:

  • Hablan castellano: este país, aunque muchos no lo sabíamos, es una antigua colonia española y el castellano sigue siendo idioma oficial (con el francés y el portugués).
  • Tienen dinero: y del que gusta a los empresarios, es decir, del petróleo; aunque no son un país árabe, tienen dinero acumulado y lo quieren empezar a gastar y crecer como país y con diversidad de empresas. Tienen crecimientos del PIB cercanos al 30%, generador en un 75% por el petróleo.
  • Ubicación: es un país de África Central muy bien situado para importar y exportar, por su puerto de entrada al continente y su ubicación central.
  • Estabilidad Política: dentro de la situación dictatorial del país, el Presidente Teodoro Obiang (que llegó al poder tras un golpe de estado) lleva 32 años en el poder y se formó militarmente en Zaragoza; es una presidencia estable y con buenas relaciones con los países limítrofes, algo que no se puede decir de la gran mayoría de los países del continente africano. De las noticias de torturas a opositores y violaciones de los derechos humanos hablamos otro día.

Los sectores donde están interesados en crecer son tan amplios que las empresas españolas están tratando de llegar los primeros y empezar a hacer negocios.