Controlar el gasto de teléfono móvil, limitadores de consumo

Si no estás de acuerdo con lo que pone en tu última factura de telefonía móvil, has de saber que hay métodos para evitar estas sorpresas desagradables.

Si no estás de acuerdo con lo que pone en tu última factura de telefonía móvil, has de saber que hay métodos para evitar estas sorpresas desagradables.

Quizá es un gasto en el que no reparamos tanto como la hipoteca, la comida o el seguro del coche, pero al cabo del año se nos va mucho dinero hablando por teléfono, navegando con el Smart Phone o enviando SMS a diestro y siniestro. Y lo que es peor, muy a menudo gastamos más de lo que pensábamos que íbamos a gastar. Es la mala noticia inesperada de cada fin de mes.

Las compañías de telefonía y los fabricantes de móviles (por razones obvias) no le dan mucho bombo, pero hay mecanismos para controlar de forma tajante el consumo en telefonía móvil que podemos aplicar de forma simple y gratuita ¡Aunque muchas compañías llegan incluso a ralentizar la carga de estas páginas en Internet para hacer desistir al cliente!:

  • Alertas SMS: todas las compañías, tengamos móvil de tarjeta prepago o de contrato, están obligadas a ofrecernos un sistema de alertas por mensaje de texto para una determinada cantidad que impongamos (o en tramos que ellos nos ofrecen) y que, una vez superada, nos avisen del exceso (eso sí, no están obligados a cortarnos la línea ni nada parecido, es un simple aviso). Así lo explica, por ejemplo, Movistar.
  • Registrándonos en la web de nuestra compañía telefónica: todas las marcas están obligadas a llevar al día el consumo de todos sus clientes, pero suelen ‘ocultarlo’ para que sea tan difícil llegar hasta ese contador que los clientes normalmente desesperen antes de llegar hasta la cifra final. El primer paso es registrarse en la página web de nuestra compañía y solicitar, en la pestaña de opciones/consumo que todas han de facilitar, que se nos asigne un tope mensual de consumo. Lo malo es que las páginas web de determinadas compañías no ayudan, precisamente… Si no somos capaces, en el teléfono gratuito que nos proporcionan las compañías (por ejemplo, en Vodafone el 123 es gratuito si llamamos desde un móvil Vodafone) están también obligados a guiarnos o hacérnos el trámite directamente. Así lo cuenta Orange.

Ojo con las tarifas planas, sería el último consejo: Internet tiene un tope de megas de descarga/subida mensuales que superados normalmente se ralentiza muchísimo el servicio, pero no pueden cobrarnos más a partir de ese tope, y además hay que tener muy claros los horarios (por la mañana suele ser más barato) y precios que nos entran gratuitamente en nuestra tarifa plana y cuales no, así como el número total de SMS que podemos enviar gratis cada mes (suelen oscilar entre 100 y 500, un rango evidentemente enorme).