Licencias de Farmacia: pasos para conseguirla y precios

Las licencias de farmacia son menos solicitadas que las de taxi, ya que, aunque ambas son de autoempleo, es más caro y complejo y requiere más trámites.

Las licencias de farmacia son menos solicitadas que las de taxi, ya que, aunque ambas son de autoempleo, es más caro y complejo y requiere más trámites.

Para empezar, ‘cualquiera’ no puede abrir una farmacia (yo, por ejemplo, no puedo): las farmacias son negocios muy regulados y para tener una el dueño tiene que tener la licenciatura de Farmacia; el dueño y responsable de la farmacia ha de ser farmacéutico aunque luego puede haber una persona sin esa formación ‘despachando’ los productos más habituales (como pueden ser caramelos, preservativos, o pastillas sin receta que compramos a diario…ciertos ‘servicios’ únicamente los puede realizar una persona titulada).

También una regla importante: igual que el número de licencias de Taxi está estudiado y controlado, el número de farmacias también, teniendo que haber una por cada 3.000 – 4.000 habitantes (no puede haber una farmacia en un pueblo de 100 habitantes ni pueden haber 2 farmacias en la misma manzana, ya que tienen que estar separadas un mínimo de 250 metros.

En caso de que el responsable de Sanidad de cada población decida sacar nuevas licencias, al ser una competencia pasada a las Comunidades Autónomas, los criterios particulares dependen de cada población; por ejemplo, se puede dar (mejor dicho, vender) una licencia a una persona que ya tenga otra (por el tema de la experiencia…aunque de esta manera es muy complicado que entren personas ‘ajenas’ al negocio en el sector; por ejemplo, una persona que fue conmigo al colegio tiene una farmacia, su padre otra y su mujer otra). El motivo de la experiencia parece lógico, ya que hablamos de productos sanitarios, pero aunque no tuvieras experiencia, si despacha una persona formada en la carrera y con experiencia en otras farmacias, debería poder abrir su propio negocio en las mismas condiciones.

Las licencias de farmacias suelen revenderse al precio de la facturación de una farmacia durante 3 o 4 años, pudiendo llegar a más de un millón de euros con cierta facilidad.