Licencias de Taxi: pasos para conseguirla y precios

Esta semana quiero hacer un pequeño ‘especial’ sobre negocios que requieren una licencia para poder trabajar en ella, como puede ser un taxi, un estanco o una farmacia.

Esta semana quiero hacer un pequeño ‘especial’ sobre negocios que requieren una licencia para poder trabajar en ella, como puede ser un taxi, un estanco o una farmacia.

Hoy empezaremos con las Licencias de Taxi: por si no lo sabías, cualquiera no puede llevar un taxi; por suerte o por desgracia, este servicio está regulado y controlado, en parte para que no haya una saturación de servicio (que debe ser acorde a la población) y en parte para que los usuarios tengan la tranquilidad de que los taxistas que les llevan son gente con experiencia, formada, ‘legal’, con seguros, etc…evitando posibles problemas que puedan surgir.

Existe un Reglamento del Taxi y la licencia está asociada tanto a un vehículo como un conductor, es decir, no puede uno tener una licencia e ir con cualquier coche o que cualquiera conduzca un taxi sin tener él también la licencia asociada; también existen diferentes tipos de licencias que permiten llevar a más personas o llevar vehículos especiales (por ejemplo, para transportar personas en sillas de ruedas).

Los pasos para poder llevar un taxi son:

  • Conseguir una licencia: bien porque el ente que lo administre en cada ciudad ofrezca nuevas licencias o bien porque un conductor que tenga una licencia se jubile y venda la suya (a cambio de un dinero, claro). El coste de la licencia (la vendida) es alto, y depende de cada ciudad, ya que no es lo mismo ser taxista en Madrid que en una ciudad mucho menor y, evidentemente la licencia está asociada a la ciudad determinada(puede ir desde los 50.000 hasta los 200.000 euros y puedes ver algunas ofertas por Internet, en webs como esta)
  • Un carnet: además de la licencia de taxi tienes que disponer de un carné de coche (como es lógico) con más de un año de experiencia y pasar un examen añadido por el que puedes preguntar en cualquier autoescuela o buscar información en Internet.
  • Cartilla del Ayuntamiento: si has comprado una licencia, tienes el carné y el coche, sólo te falta ‘avisar’ al Ayuntamiento de que tú vas a tener un taxi y piensas conducirlo (indicar que hasta ahora lo tenía otra persona, y así estás ya registrado).

En cada ciudad hay algunos añadidos, como puede ser, por ejemplo, no tener antecedentes penales, etc…