¿Para qué sirve el Registro Mercantil? Trámites de empresa

Debemos perder el miedo a los trámites que la Administración nos obliga a hacer cuando queremos convertirnos en empresarios, y debemos saber dónde acudir cuando necesitamos datos oficiales.

El Registro Mercantil tiene fama de farragoso y nombre de los que dan un poco de miedo, pero no es más que el lugar público encargado de custodiar toda la información de todas las personas, físicas y jurídicas, empresarios y empresas, que intervienen en el comercio en nuestro país. Siempre que montemos una empresa que vaya a tener la sede social en España o una empresa extranjera abra una sucursal en nuestro país, debemos pasarnos antes de nada por esta institución, pues sino incurriremos en un delito de no-sociedad, es decir, trabajaremos como sociedad mercantil pero no figuraremos en el registro de las mismas, lo cual está penado con multas cuantiosas (depende del caso concreto incluso cárcel si se demuestran otros delitos como malversación o desfalco). Por lo tanto, es obligatorio ‘abrir un folio’ en nuestro registro más cercano para poder realizar transacciones comerciales.

Se trata de una institución presente en todas las grandes y medianas ciudades de España que se dedica a la entra y salida de información: por un lado nos obliga a que les presentemos nuestra información fiscal, volumen de negocio y cambios en la dirección de las sociedades y por otra nos ofrece toda la información no confidencial de todas y cada una de las sociedades mercantiles consitutuidas en España.

En caso de incumplimiento por parte del empresario, el Registro Mercantil procederá al cierre de nuestro expediente, impidiendo todo cambio de estatus político y económico en la sociedad mercantil que representemos. La información a aportar ha de ser constante, debiendo cumplir con unos plazos establecidos para cada trámite, si bien existen prórrogas para cada caso que no implican multa alguna, dentro claro está de periodos de tiempo razonables.

Desde la página web del Registro Mercantil Central podemos hacer ya multitud de trámites, desde constituir empresas hasta solicitar información de proveedores, mayoristas, etc.