Trucos para aprovechar las rebajas, ahorrar comprando

Los periodos de rebajas suelen ser problemáticos para los consumidores: que si no me devuelven el dinero, que si estaba roto, que si no sé cuánto costaba… Debemos defender nuestros derechos.

Los periodos de rebajas suelen ser problemáticos para los consumidores: que si no me devuelven el dinero, que si estaba roto, que si no sé cuánto costaba… Debemos defender nuestros derechos.

Las rebajas son una buena noticia: cosas más baratas. Pero, para que no se conviertan en malas noticias en forma de disgusto a la hora de pagar/reclamar, lo mejor es tener en cuenta unos cuantos consejos para que este periodo de rebajas que ahora empieza se convierta en una temporada de chollos y gangas:

  1. Primero y más importante: solo se rebaja el precio, no la calidad. La ropa ha de ser la misma que había antes del periodo de rebajas, sin ningún tipo de cambio o defecto (salvo que así se especifique y por tanto no sea una rebaja, sino una tara).
  2. Mirar primero en Internet e ir a tiro hecho: ahorras tiempo mirando y remirando y sabes de antemano qué quieres, sin opción a llevarte más de lo necesario.
  3. Si hay cola en el probador, llévatelo a casa y allí te lo pruebas con tranquilidad, las condicines de devolución son idénticas al resto del año: mínimo 15 días y por el mismo importe.
  4. Ojo porque no es totalmente cierto que en cuanto a tarjetas de crédito, vales descuento, etc las tiendas tengan que tener las mismas condiciones que el resto del año: pueden cambiarlas, pero avisándolo claramente en las cajas.
  5. Un viejo truco es comprar el primer día lo que nos gusta pero no ponérnoslo sino seguir atentos a cómo evoluciona su precio y, cuando baje, devolver la prenda comprada y volver a comprarla al precio más rebajado: tendremos la prenda aún más barata y nos sobrará dinero para otro capricho.