Vecinos morosos: acciones a tomar y pasos a seguir

No es algo nuevo que en una comunidad de vecinos haya algún inquilino que no pague su cuota durante uno o varios meses; lo que si que es verdad es que con la crisis se está haciendo demasiado común

No es algo nuevo que en una comunidad de vecinos haya algún inquilino que no pague su cuota durante uno o varios meses; lo que si que es verdad es que con la crisis se está haciendo demasiado común

Hablando con un administrador de fincas me comentaba: ‘el problema no es que uno no pague; el problema es que el resto vea que uno no paga, que no pasa nada y que más gente decida no pagar’; como ya hemos visto otras veces, los gastos de comunidad pueden ser altos (aunque intentemos ahorrar) y en poco tiempo y con pocos vecinos, la deuda puede crecer e esto puede impedir que el edificio se mantenga en condiciones o que se puedan hacer mejoras.

¿Qué se puede hacer frente a un vecino moroso?
. Lo primero es hablar con él: si un vecino no paga una cuota (o varias), lo mejor es hablar con él; puede haber sido un error del banco, un trimestre malo o, simplemente, que no puede pagar un trimestre; quizá la Comunidad (el administrador o el presidente, que representan a todos los vecinos) puedan llegar a un acuerdo con él para aplazar el pago, para reducir la cuota durante un tiempo, etc…

¿Qué ocurre si no funciona el primer paso?. La Ley de Propiedad Horizontal defiende a los vecinos de la comunidad frente a los morosos: en una reunión de vecinos (donde el vecino moroso puede acudir y puede hablar, pero no tiene derecho a voto) se debe anunciar la situación y explicar si se quieren tomar acciones legales contra el moroso; los vecinos deben votar si se quieren tomar dichas acciones legales contra el vecino; si se aprueba, se debe anunciar a todos los vecinos que se tomarán dichas acciones (mediante denuncia del presidente o el administrador, contratando si se quiere a un abogado).

¿Qué se puede reclamar a un vecino moroso?. Pues las cuotas que debe, los intereses de las mismas, los gastos que se hayan generado al reclamar dichas deudas, los gastos del juicio y del abogado (si se requiere uno).

¿Qué pasos siguen tras la denuncia?. En caso de aprobar el juez la denuncia, el vecino tiene un mes para pagar toda su deuda; en caso de no hacerlo, se enfrentaría a un juicio donde debe justificar el por qué no ha pagado dicha deuda y cómo piensa solucionarlo.