¿Cómo hacer un amago de portabilidad móvil?

Si pagas tanto dinero por tu factura del móvil, es porque quieres. Con un simple amago de portabilidad al menos te sacarás un móvil nuevo. Y dentro de poco no se podrá hacer más.

Si pagas tanto dinero por tu factura del móvil, es porque quieres. Con un simple amago de portabilidad al menos te sacarás un móvil nuevo. Y dentro de poco no se podrá hacer más.

Empecemos por lo más nuevo: la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT) acaba de aprobar una normativa por la cual las portabilidades (cambiar de operadora móvil manteniendo el mismo número) se deberán hacer en un máximo de 24 horas. Esto en principio parece bueno, mucho más rápido el trámite que hoy en día se demora se supone que cuatro días pero en la práctica más de una semana, pero en el fondo de bueno tiene poco, porque hace imposible los típicos amagos de portabilidad, la práctica tan extendida de decir a otro operador que quieres hacer portabilidad solo para que tu actual compañía te haga una contraoferta mejor y así seguir como siempre pero pagando menos. Eso se va a acabar, pero no será hoy (como diría Melendi) sino el próximo 1 de junio de 2012, cuando entrará en vigor esta nueva normativa. Pero, ¿cómo aprovechar estos últimos meses de posibilidad de amagar?

  1. Llamar a otra compañía (tanto si estás en época de contrato como si has superado ya tu tiempo de permanencia, si bien lógicamente las contraofertas son más ‘sabrosas’ si ya no tienes permanencia, pues no pueden retenerte ni cobrarte nada) para decir que te quieres ir con ellos.
  2. Aceptar la oferta que te hagan con el terminal que quieres, por ejemplo lo que te ofrezcan por regalarte un Iphone o dejártelo muy barato.
  3. Das todos los datos que te pidan y aceptas que en una semana se haga el cambio.
  4. Te llamarán de tu actual compañía en un par de días máximo y te pasan con el departamento de bajas.
  5. Te preguntarán porqué te quieres ir. Diles que estás contento con el servicio pero que la competencia te ha hecho una oferta por ese móvil que tanto quieres, por ejemplo el Iphone.
  6. Te preguntarán qué oferta te han hecho. Miente como un bellaco para hacerla aún más atractiva, si bien no servirá de mucho pues las compañías saben de sobra qué oferta el resto, pero por pedir que no quede…
  7. Al instante te harán una oferta algo mejor que la de competencia. No regatees, tampoco van a darte el oro y el moro y te arriesgas a que te cuelguen y te quedes con el cambio de compañía que no querías (y si te queda permanencia, encima pagando la multa correspondiente).

¡A sacarle partido a tu móvil!