Cómo montar una franquicia paso a paso

Poner una franquicia suele abrir las puertas de los bancos, anima a más clientes y facilita la puesta en marcha. Pero es caro y no siempre las franquicias están dispuestas a darnos su apoyo.

Poner una franquicia suele abrir las puertas de los bancos, anima a más clientes y facilita la puesta en marcha. Pero es caro y no siempre las franquicias están dispuestas a darnos su apoyo.

No estamos en época de asumir riesgos. La economía avanza más lenta que un caracol con artritis y los bancos y sus créditos no están para aventuras empresariales. Visto lo cual, convertirnos en franquiciados puede ser la mejor opción, requiere una mayor inversión inicial pero si tenemos acceso al capital, las posibilidades de éxito se multiplican al tener la fama sin esfuerzo.

Llegar a ser dueños de nuestro propio establecimiento franquiciado puede parecer una maraña imposible de desentrañar, pero no lo es tanto. Atentos al calendario aproximativo paso a paso:

Primer mes:

  1. Contactar con la franquicia: cuestionario de solicitud. Tan simple como llamar al servicio de franquicia de la marca que nos interese y rellenar el cuestionario que nos facilitarán (es estándar).
  2. Estudio de viabilidad de nuestra propuesta. Lo que más se tiene en cuenta en la localización. A las franquicias no les interesan sucursales fracasadas…

Segundo mes:

  1. Firma de contrato de franquiciado. Negociación de las condiciones, que se puede hacer.
  2. Búsqueda de local y financiación (bancos…).

Tercer mes:

  1. Ratificar el contrato de franquicia (suelen quedar pendientes de que se formalice el local y la financiación).
  2. Cursos de formación. Todas las franquicias las ofrecen, para que de verdad seamos un local a su gusto.
  3. Acondicionamiento de la tienda con el material estándar facilitado por la compañía.

¡Antes de comenzar el cuarto mes, ya podemos estar amortizando nuestra inversión!

Burger King y McDonalds son los típicos valores seguros, pero que necesitan de una inversión superior al medio millón de euros y una localización de local perfecta. En el otro lado están firmas de software y ocio, cuya inversión inicial no es tan alta pero necesitan de mucha formación por parte de los empleados. Y un último consejo marca de la casa: Bimba & Lola. La marca de ropa y complementos para la mujer empieza a ser un boom en nuestro país, pero aún no ha saturado el mercado. Un valor seguro, pero con una inversión inicial muy alta.

Hay páginas especializadas que nos facilitan el trabajo.