Comprar un coche como autónomo: ¿qué me puedo desgravar?

Hay muchos tipos de autónomos según muchos criterios: sectores, sueldos, horarios, sexos, etc…Pero yo quiero clasificarlos hoy según si necesitan el coche para trabajar o no.

Hay muchos tipos de autónomos según muchos criterios: sectores, sueldos, horarios, sexos, etc…Pero yo quiero clasificarlos hoy según si necesitan el coche para trabajar o no.

Todos, en mayor o menos medida, necesitamos el coche para trabajar: mi hermano va a su oficina en coche, mi novia va a su clínica en coche, un primo taxista que tiene trabaja en el coche…y todos son autónomos. Por este motivo, muchos autónomos, a la hora de comprarse un coche se plantean la opción de desgravarlo como gasto.

‘¿Qué puede desgravar un autónomo en la compra de un coche?’
. Puede desgravar entre un 0% y un 100% (como es lógico) del IVA del coche; el porcentaje de desgravación dependerá de la facilidad para demostrar que dependes del coche para trabajar; por ejemplo: taxistas, repartidores, transportistas, etc…es lógico que utilizan el coche para trabajar y sólo para eso (normalmente), por lo que pueden deducirse el 100%; un empresario que utiliza su coche para ir de casa al trabajo y viceversa, y luego lo utiliza para uso personal, por lógica, no puede (o no debe) desgravarse nada; de todas maneras, por defecto, Hacienda suele ‘dejar pasar’ que los autónomos se desgraven el 50% del IVA del coche, ya que tendrá un uso entre profesional y personal.

‘¿No puedo desgravar nada más?’. Si, los gastos relacionados con el coche como combustible, reparaciones, repuestos, peajes, aparcamientos, etc…se pueden desgravar en la misma medida. Es importante que, de todas maneras, tengas prevista una justificación de dicha desgravación por si Hacienda te pregunta y trates de explicar que, además de para ir de tu casa al trabajo, haces visitas a clientes, viajes de empresa, vas a varias oficinas, etc…

‘¿Algo más?’. Si: para el caso de un profesional que utilice el vehículo (coche o moto) únicamente con fines profesionales, pueden minorar los Rendimientos de Actividades Económicas en el IRPF; pero recuerda que aquí no existe el 50% ni nada similar; si Hacienda ve que eres, por ejemplo, camarero y que te intentas deducir el IRPF del vehículo, le saltará la alarma y llamará a tu puerta para preguntar.

Otro consejo más: recuerda que, si usas un leasing o un renting, también puedes deducirte ciertos gastos.