Consejos para alquilar un coche, seguros, pagos y extras

Alquilar un coche es una opción tan cómoda como llena de interrogantes. El mercado es competitivo, así que los precios también. Solo hace falta conocer la letra pequeña.

Alquilar un coche es una opción tan cómoda como llena de interrogantes. El mercado es competitivo, así que los precios también. Solo hace falta conocer la letra pequeña.

Cuando nos vamos de vacaciones queremos aprovechar el tiempo al máximo, y para ellos los horarios de trenes, buses y aviones no ayudan. La alternativa más cómoda y personal es alquilar un coche. Pero antes de lanzarnos al proceloso mundo de las agencias de alquiler, hay que tomar nota de varios detalles importantes:

  • Antelación: para puentes o pleno agosto, suelen agotarse las unidades, sobre todo de los coches más reclamados (económicos o familiares). O alquilas con tiempo, o puedes quedarte sin.
  • Seguros: por defecto suelen venir con seguros a terceros o con franquicias elevadísimas, para ir más tranquilos es mejor pagar algo más (alrededor de 15 euros al día) pero viajar más seguros con un todo riesgo.
  • Reserva, no alquiles en el momento: por Internet y por teléfono hay ofertas, en vivo en el mostrador no. Se aprovechan de que, si ya estás en el mostrador, es que necesitas alquilar imperiosamente.
  • Revisión previa: antes de arrancar, claro. SI huele mal, hay manchas, falta algo, suena extraño… Pide otro igual, están obligados a dártelo o no cobrarte.
  • Conductor adicional: no suele estar incluido en el precio base, y cuesta alrededor de 9 euros por persona y día. Muchos no lo contratan y luego conducen varios, pero si te pillan se te cae el pelo…
  • Tajeta Iberia Plus, Travel Club… Sirven para que el alquiler nos salga más barato. Aprovéchalo.

Y sobre todo, compara precios. Hay muchas compañías disponibles a un solo clic de distancia.