Invertir en emprendedores y no pagar impuestos

Es raro ver ideas buenas entre los gobernantes de un país; tan raro que, cuando hay una, cuesta ver que la gente se de cuenta de ella y los medios se preocupen de contarla.

Es raro ver ideas buenas entre los gobernantes de un país; tan raro que, cuando hay una, cuesta ver que la gente se de cuenta de ella y los medios se preocupen de contarla.

El Gobierno acaba de aprobar una ser de medidas dentro del real decreto que se conoce como ‘Medidas Sociales y Apoyos a Empresas y Emprendedores’ con una idea que, a mi, me parece de lo mejor que se ha hecho en este país desde hace tiempo. El Gobierno se ha fijado en lo que se hace en otros países (ya lo hizo con el ERE de Reducción de Jornada y funciona). Te la cuento.

Ahora mismo, con la crisis que hay, la gente no consume, únicamente ahorra; eso los que pueden ahorrar y tienen trabajo todavía y, por miedo a que lo puedan perder, meten el dinero en el banco y esperan a tiempos mejores; por otro lado, el paro en España está en récords históricos y las empresas cierran por ciertos cada mes, por lo que el paro sigue creciendo. ¿Qué se puede hacer?.

Una solución sería crear empresas, pero la gente que puede emprender (montar un negocio), como pueden ser los parados, no tienen dinero ni ahorros, así que necesita inversores y, como también sabemos, los bancos no están dando ni un euro (y menos para crear empresas, que la situación está mal y abrir empresas es una mala idea, que hay crisis). Entonces, ¿de dónde podemos sacar dinero?.

De los ‘ahorradores’: se les tiene que motivar para que inviertan su dinero en los emprendedores, en nuevas empresas que generen empleo; ¿cómo los motivo?: fácil, con incentivos fiscales; el Gobierno propone que las familias que inviertan hasta 25.000 al año (como máximo al año y por empresa, aunque puedes invertir en otra empresa otro año) en emprendedores, durante un mínimo de 3 años y un máximo de 10 años, de los beneficios que puedan obtener de estas empresas, no tendrán que declarar nada durante los tres primeros años. Todo para ellos (eso si, no podrán formar parte de la dirección de las empresas, por lo que el poder queda para el emprendedor, que es lo que les interesa).

No sé cuándo lo concretarán con leyes oficiales que podamos explicar, pero, de partida, es una buena idea y yo les aplaudo. Menos invertir en ladrillo y más invertir en ideas nuevas (por lo menos se generará empleo, aunque, también es verdad, que los primeros años de un nuevo negocio, cuesta que den beneficio, pero nunca se sabe).