Las ciudades más caras del mundo, índice Big Mac

Te guste o no la comida rápida, cuando uno va de vacaciones suele comerla. Y no solo sirve para llenar el estómago, también puede ayudarnos a hacer un presupuesto para nuestra escapada.

Te guste o no la comida rápida, cuando uno va de vacaciones suele comerla. Y no solo sirve para llenar el estómago, también puede ayudarnos a hacer un presupuesto para nuestra escapada.

Con la llegada del verano, llegan las vacaciones, y a pesar de la crisis aún hay gente que se atreve a salir al extranjero para pasar sus días de descanso. Para que esas vacaciones salgan bien de precio, lo suyo es informarse de cómo están las cosas que hemos de comprar allí antes de coger el avión. PIB en Paridad de Poder Adquisitivo, Índice de Precios al Consumo… Hay mil y una formas de calcular lo caro o barato que es un país en términos económico-científicos, pero son muy aburridos. Mucho mejor comparar hamburguesas.

Eso es lo que ha debido pensar The Economist, una de las publicaciones de política exterior y economía más prestigiosas del mundo, semanal y en inglés. Su idea es simple: como McDonald’s hay en todo el mundo, y en todo el mundo su hamburguesa por excelencia, el Big Mac, es igual, se ha propuesta ver cuánto cuesta dicho ‘manjar’ por todo el mundo para saber por un lado lo caro o barato que es un país con respecto a otro y por otro lado cuán devaluada o apreciada está su moneda con respecto a la moneda de reserva mundial (la que manda): el dólar estadounidense.

Así, con el último índice en la mano, el correspondiente a 2010 (en la foto superior), podemos ver que Noruega es el país ‘más caro del mundo’ y que por lo tanto su moneda, la corona noruega, está muy apreciada con respecto al dólar, lo mismo que le pasa por ejemplo a Suiza. Por debajo, Argentina es un país muy barato y por ello podemos adivinar que el peso argentino está muy devaluado. No es científico, pero sí es lógico e intuitivo. Ya solo queda decidirse entre McDonald’s o Burguer King.