Programa de Protección de Comprador de Ebay: puede ser un timo

Como os comenté hace poco, en Internet hay que tener mucho cuidado con dónde compras y qué compras, ya que nunca te puedes fiar al 100% de todo el mundo.

Como os comenté hace poco, en Internet hay que tener mucho cuidado con dónde compras y qué compras, ya que nunca te puedes fiar al 100% de todo el mundo.

En aquellos artículos os hablaba de cómo protegeros a nivel general, pero hoy os voy a contar un caso particular: el Programa de Protección de Comprador de Ebay. Te cuento cómo funciona, por si te ha ocurrido algo similar.

Un día decides que es un buen momento para cambiar de móvil, comprarte un portátil o un Tablet nuevo o incluso algo más grande; te metes a buscar por Internet y acabas en una web (incluso algunas muy reconocidas, que lo he visto en varias webs) que te ofrece un chollo: ese móvil de última generación que querías, libre, nuevo y sin contrato, a un precio 3 veces menor del que has visto en cualquier otro lugar, legal o ilegal.

Aunque no te lo acabas de creer y desconfías, decides mandar un mail, que por probar no pierdes nada; al poco te contesta alguien y te dice que ese gran precio es porque compra al por mayor, porque trabaja para el fabricante y tiene descuentos espectaculares, que todo es original y legal e incluso te dice que si compras más de una unidad, te hace un regalo. Te pregunta si sigues interesado, que busca compradores serios.

Por ahora, sigues sospechando, pero no pierdes nada y dices que te interesa (claro, es un chollazo e incluso piensas en comprar varias unidades y puedes regalarlas o revenderlas tú mismo, que está muy bien). El vendedor te vuelve a mandar un mail y aquí viene la panacea: te dice que, para tu tranquilidad, como no os conocéis y tampoco has visto la mercancía, vas a utilizar un programa que se llama ‘Programa de Protección de Comprador’ de Ebay y que consiste, según ellos, en lo siguiente:

  • Tú das un dinero a Ebay, que se lo queda y lo guarda durante 10 días;
  • El vendedor, al ver que has pagado, te manda el producto para que te llegue en un par de días;
  • Tú lo recibes, lo revisas y ves que todo está perfecto y como esperabas, para que veas que no es un timo;
  • Si todo es correcto, avisas a Ebay que ‘valide’ el pago al vendedor y todos contentos;
  • Si algo no te convence (no es lo que esperabas, está dañado, etc), avisas a Ebay de que no ‘valide’ el pago; tú devuelves el producto comprado al vendedor y él, al recibirlo, avisa a Ebay de que recibe el producto y te devuelven el dinero.
  • Se cobran unos pequeños gastos de gestión y todos contentos.

Esto ya te parece el invento del siglo: una gran idea (que lo es, la verdad, aunque tiene varias lagunas); para hacer te pide tus datos de contacto (nada serie): nombre, dirección de envío, teléfono de contacto, etc…Nada (por ahora, de cuentas bancarias). Lo mandas y él te manda una factura de ‘Ebay’ con tus datos, los suyos y programa de protección, enviado desde ‘Ebay’.

Pues bien: todo esto es un timo; la factura es un montaje, ya que Ebay no tiene un servicio como el descrito (aunque sí que tiene un programa de protección al comprador y al vendedor que ofrece consejos si realizas algún tipo de compra y da problemas, para que puedas denunciar, etc…pero nada que ver con lo descrito); la ‘factura’ se manda desde un email que es ebay@programprotection.es, en lugar de alguna dirección oficial de ‘ebay.es’ o ‘ebay.com’; tú darás el dinero y nunca recibirás ningún móvil (o, siendo optimistas, recibirás algo distinto a lo que esperabas); si te fijas, el texto de la ‘factura’ tiene muchos errores gramaticales, hay cosas que no se entienden, los enlaces llevan a webs distintas a ebay, etc…; hay varias lagunas legales en el supuesto programa de protección de ebay (¿qué pasa si tú dices que el producto no lo quieres porque es falso y en realidad el verdadero?, ¿quién paga los costes de envíos? es tu palabra contra la del vendedor); si buscas un poco por internet, verás que hay gente que ha caido; es una estafa y debes tener cuidado.

Yo, como puedes ver en la imagen y por el artículo, me lo fui creyendo…pero, por suerte, no caí (otros no han tenido tanta suerte)