Consejos para inversores conservadores, moderados y agresivos

¿Cuál es tu perfil de inversor? Dependiendo de la respuesta que le demos a esta simple pregunta, deberemos mirar a uno u otro lado del enorme mercado financiero.

¿Cuál es tu perfil de inversor? Dependiendo de la respuesta que le demos a esta simple pregunta, deberemos mirar a uno u otro lado del enorme mercado financiero.

Para los que tienen la suerte de trabajar y además ahorrar, lo más importante en tiempos de crisis es ajustar bien la rentabilidad que obtenemos por esos ahorrillos con el mínimo riesgo posible. Cuesta mucho ganar el dinero, así que queremos que nos rente, pero sin taquicardias. O al menos solo las taquicardias que nuestro corazón está dispuesto a soportar sabiendo que hay distintos tipos de perfiles de inversor. Así, teniendo en cuenta nuestra edad (a más edad menor propensión al riesgo, pero más ahorros y menor tiempo para seguir ganándolo), expectativas de ganancia (irremediablemente, a más riesgo más ganancia…. y pérdida), situación financiera (si ganamos mucho al mes quizá no nos importe perder bastante uno de esos meses), necesidad de liquidez (cuanto más tengamos a mano, mejor) y objetivos en el medio y largo plazo (si vamos a tener 3 hijos mejor no arriesgar su pan) podremos situarnos en unos de estos tres perfiles de inversor:

  • Inversor conservador: la renta fija, sin duda, es su campo, y a largo plazo, pues así conseguimos enjugar la baja rentabilidad que suelen ofrecer estos productos con un plazo amplio que engrandece esas cifras. También es el típico inversor que se decanta por los bonos soberanos, aunque con la que está cayendo prefieren a corto plazo, por lo que pueda pasar, sobre todo en el caso del Tesoro Público de España.
  • Inversor moderano: fondos de inversión de renta variable es su campo de acción preferido, para no fiarlo todo a la evolución del mercado pero ‘jugar’ un poco. Plazos de inversión de un año suele ser su horizonte temporal, para mezclar rentabilidades aceptables con no tanto riesgo. Cada vez más financieras ofrecen este tipo de productos a medio camino entre el riesgo y la seguridad, como es el caso de la renta variable de ING.
  • Inversor agresivo: normalmente mucho más al día de los mercados financieros y con ciertas nociones avanzadas o al menos una buena asesoría, a día de hoy parece que la Bolsa solo está hecha para ellos. Fondos cotizados, fondos de alto riesgo o fondos cotizados son su hábitat natural, casi siempre acompañados de un broker que le mueve el dinero constantemente, como por ejemplo desde la inversora Renta4.