¿Para qué serviría echar a Grecia del Euro?¿Serviría para España?

Ayer leía que una de las soluciones para afrontar el gran problema con Grecia era ‘echarlo’ (o, más políticamente correcto, sacarlo) del Euro. Y no entendía por qué.

Ayer leía que una de las soluciones para afrontar el gran problema con Grecia era ‘echarlo’ (o, más políticamente correcto, sacarlo) del Euro. Y no entendía por qué.

En un primer momento, sin pensarlo, me imaginé que era una forma de decir: ‘apáñate tú y no molestes, que tienes un problema’, pero no tenía sentido; luego, si te informas un poco, ves que tiene una explicación más lógica, aunque no quiere decir que sea correcta.

‘¿Qué ocurriría si echaran a Grecia del Euro?’. Más allá de tener que cambiar todas las etiquetas de los precios y cambiar de nuevo las máquinas tragaperras, si a Grecia lo echaran del Euro podría devaluar su moneda (su nuevo Dracma) y ganarían competitividad.

‘No lo entiendo. ¿Para qué sirve esto?’. El EURO es una moneda existente en 17 países y que utilizan más de 300 millones de europeos; un cambio en esta moneda afecta a muchas personas, empresas y países, por lo que no puedes ‘tocarla’ así como así; en cambio, si Grecia recuperase su moneda, podría hacer con ella lo que quisiese, por ejemplo, devaluarla. Para entenderlo con un ejemplo: si 1 euro valía 166 pesetas, 1 euro son 340 Dracmas (la moneda griega); imagina que ahora dicen que, en lugar de 340 Dracmas, vale 1000 Dracmas, es decir, para conseguir lo mismo que antes, tienes que pagar mucho más.

‘¿Qué ocurriría?’. Los griegos no podrían comprar fuera (importar), porque su moneda no vale ‘nada’ y todo les parece caro, es decir, sólo comprarían cosas en Grecia (favoreces a empresas Griegas); por otro lado, los europeos vemos que en Grecia todo es muy barato por lo que nos vamos allí de vacaciones, compramos casas, compramos empresas, invertimos…En ambos casos, el país se beneficia y ‘reflota’.

‘Parece una buena idea. ¿Por qué no lo hacemos?’. Porque es una teoría: a veces se cumple y a veces no; para empezar, echar a un país del Euro, debilitaría la imagen de nuestra moneda y nuestra unión; segundo, el invertir sólo en Grecia ‘penalizaría’ a otros países (por ejemplo, a España), ya que los inversores irían allí, no aquí, por lo que ‘los ricos’ (Alemania y Francia) prefieren dar dinero a los pobres (Grecia, Portugal…) y que todo siga como está (porque además les da intereses a largo plazo).

Además hay un último motivo que se explica bien con un ejemplo: imagina que Grecia vende un producto ‘X’ a otros países pero que para construirlo, necesita importar partes del producto de otros países (por ejemplo, de China, que se traen muchas cosas de allí); al devaluar su moneda, se encarecen las importaciones (les cuesta más comprar a China) y obtienen menos beneficio. Es una trampa ya que no pueden comprar nada y no pueden venderlo, con lo que el país se arruina.

Aquí tienes una explicación más detallada.