Subastas de vivienda pública, pisos del Gobierno

Los pisos más baratos suelen encontrarse en las subastas de stock embargado. Ahora los gobiernos autonómicos se plantean acercar al ciudadano a estas gangas.

Los pisos más baratos suelen encontrarse en las subastas de stock embargado. Ahora los gobiernos autonómicos se plantean acercar al ciudadano a estas gangas.

Los juzgados son los encargados de derimir un embargo inmobiliario, es decir, es mediante orden judicial como se ordena el desalojo de una vivienda por impago al, no nos olvidemos, su legítimo dueño hasta que la hipoteca venza: el banco, caja de ahorros o similares. Pues bien, para ahorrar trámites y agilizar el muy atascado mercado de los pisos de segunda mano, el Gobieno ha ideado algo así como una sociedad inmobiliaria. Mientras se pone en marcha, podemos pojar por sus pisos en Internet.

Exactamente desde este link, accedemos a las subastas online piloto que ha puesto en marcha el gobierno en Murcia, y se calcula que a mediados de noviembre ya habrá iguales o parecidos links que nos conducirán a subastas públicas en todas las comunidades autónomas del territorio nacional, toda vez que el Estado termine de trasnferir las competencias en materia de justicia necesarias para llevar a cabo este tipo de iniciativas en toda España.

En principio, todo son ventajas: comodidad al no tener que desplazarnos, toda la información a un solo click, tranquilidad en el momento de la puja… y para bancos y cajas, un incremento estimado del 25% del precio de puja final por el incremento de posibles compradores (no es lo mismo convocar una subasta en los juzgados de Murcia que hacerlo online a la hora de llegar al gran público). Para pujar solo será necesario un registro previo en la página web y poseer DNI electrónico, pues una vez dado el ‘sí, quiero’, ya no hay marcha atrás.