Valores refugio, inversiones seguras en tiempos de crisis

Siempre hay una posibilidad abierta para quien tiene dinero fresco y está dispuesto a invertirlo. Eso sí, en tiempos de turbulencias financieras, mejor no arriesgar.

Siempre hay una posibilidad abierta para quien tiene dinero fresco y está dispuesto a invertirlo. Eso sí, en tiempos de turbulencias financieras, mejor no arriesgar.

Llevamos ya 3 o 4 años de crisis, según qué experto consultemos, y no solo no se ve la luz al final del túnel, sino que cada día el túnel parece más y más largo. Las bolsas bajan a ritmos de depresión, los bancos dan menos dinero que Carpanta en una tienda de ultramarinos, los pisos bajan de precio a pesar de que nos dijeron que nunca lo harían… ¿Qué podemos hacer con nuestro dinero antes de que se devalúe en un cajón? Hay valores refugio disponibles, inversiones que por su baja volatilidad y riesgo casi cero, afloran cuando las crisis se agudizan.

  • Seguros de ahorro: ya no solo son eso, un seguro, sino que también remuneran, y muy bien. Por ejemplo, desde 30 euros Mutua Madrileña ofrece un seguro de vida de cobertura más que interesante, y que además da intereses del 4,20% anuales. Y sin riesgos financieros, se supone, pues no es un banco ni una caja.
  • Deuda pública… regional: Cataluña abrió la veda con bonos al 4%, le siguió la Comunidad Valenciana y ahora es la Junta de Andalucía la que se lanza al mercado nacional en busca de financiación a cambio de buena rentabilidad. 1.000 euros de mínimo y 4,25% de interés a 12 meses son sus números. Y se supone que una Comunidad Autónoma no va a quebrar nunca…
  • Bonos alemanes o estadounidenses: para inversores alérgicos al riesgo. Son la deuda pública más segura del mundo, pero su rentabilidad es escasísima, menos del 2% a 10 años.
  • Metales preciosos: nunca fallan, sobre todo el oro. Eso sí, quizá ya sea tarde. Quien compró onzas en 2008 o 2009 ahora es poco menos que rico si las acaba de vender, pero hoy por hoy ya presentan precios muy hinchados. Seguirá subiendo, pero ya no tanto como ha venido haciendo.